• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, celebrada en Bogotá, contó en su apertura con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

La XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, celebrada en Bogotá, contó en su apertura con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. | Foto: Presidencia de la República

Publicado 2 febrero 2017

El mandatario calificó como "afortunada" la coincidencia de la celebración de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz en el país con los avances hacia el fin del conflicto. 

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, destacó este jueves en el marco de la inauguración de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, el desafío que representa la nueva etapa de postconflicto en la que está sumida la nación.

El gobernante recalcó que, pese al avance logrado hasta la fecha, el mayor desafío será implementar lo concertado en el acuerdo de paz y señaló como retos la proyectada transformación de las áreas rurales, la aplicación del programa de sustitución de cultivos de uso ilícito, el desminado y la propia reintegración social de los antiguos combatientes.

>> Colombia inaugura Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz

"Ejecutar el sistema integral para satisfacer los derechos de las víctimas (esclarecimiento de la verdad, justicia transicional, reparación de los daños causados y garantías de no repetición) será una de las prioridades del período actual", garantizó el mandatario.

Santos dijo a los asistentes que las víctimas del conflicto "fueron la inspiración y las mayores impulsoras del proceso de paz".

A pesar de todo se mostró "optimista" con el proceso. El mandatario garantizó a los asistentes que "llegaron a una nación diferente a la que existía hace apenas meses", cuando estaba aún en proceso la confrontación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias - Ejército del Pueblo (FARC-EP).

En su discurso, el gobernante aseguró que los colombianos lograron lo que parecía imposible, al firmar el pacto definitivo para finalizar los enfrentamientos y hostilidades con las FARC-EP y estar a punto de iniciar conversaciones oficiales con el igualmente insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Santos destacó como "afortunada" la coincidencia de que la Cumbre se realice en Bogotá en esta fecha, cuando más de 6.000 hombres y mujeres de las FARC-EP están concentrados en diversas zonas del país para su posterior reincorporación a la vida civil y entrega de armas.

En la ceremonia de apertura del evento, Bogotá fue declarada "Ciudad de la paz", al ser anfitriona de la cita y epicentro de las gestiones para acabar la confrontación, que ha dejado alrededor de 300 mil muertos, casi siete millones de desplazados de sus lugares de origen y al menos 60 mil desaparecidos.

Es la primera vez que Latinoamérica acoge esta reunión anual, la cual tiene se celebra desde 1999.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.