• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En las primarias los demócratas eligen cuatro mil 764 delegados y los republicanos dos mil 472.

En las primarias los demócratas eligen cuatro mil 764 delegados y los republicanos dos mil 472. | Foto: Archivo

Publicado 10 febrero 2016





Con unos 880 mil electores, New Hampshire tiene un valor simbólico en la carrera a la presidencia de Estados Unidos. En la historia reciente ningún candidato que no haya terminado entre los dos primeros en New Hampshire ha llegado a la Casa Blanca.

El multimillonario republicano Donald Trump y el senador demócrata Bernie Sanders, ganaron este martes las primarias presidenciales en New Hampshire, resultado que pone color de hormiga la carrera hacia la Casa Blanca. 

Trump alcanzó el 35,1 por ciento de los votos, seguido del gobernador de Ohio (norte), John Kasich, con 15,9 por ciento y el senador ultraconservador de Texas (sur), con 89 por ciento de los sufragios escrutados según las agencias internacionales. 

Aunque el autoproclamado "socialista" Sanders conseguió en la primera fase de la jornada 58 por ciento, contra 40 por ciento de Clinton, con el 18 por ciento de los votos escrutados entre los demócratas, Trump dobló en puntaje tanto a Kasich como a Sander y lo dejó con ventaja de 20 puntos sobre Clinton. 

Contrario a lo que ocurrió en Iowa, el senador por el estado de Texas, Ted Cruz, obtuvo 12 por ciento y el exgobernador de Florida, Jeb Bush, 11 por ciento.

Bush fue criticado por despilfarrar más de 20 millones de dólares en su candidatura en New Hampshire

Según la agencia EFE, Sanders y Trump tienen marcadas diferencias ideológicas, pero concuerdan en algo: el rechazo al sistema gubernamental actual y el impulso de una nueva manera de hacer política distinta a la tradicional en EE.UU., al margen de los grandes donantes y el aparato de los partidos.

"Sanders es el único candidato honesto de todos los que hay. Está tratando de solucionar el problema real de este país, que es sacar el dinero de la política", dijo a la agencia francesa, un voluntario de la campaña de Sanders,Tony Padman.

"Hay que echar a las grandes corporaciones de Wall Street de la política. No puede ser que sigan controlando el Congreso", recalcó Padman.

Lo curioso de esta contienda es que Sanders obtuvo la victoria siendo el primer aspirante judío en presentarse a las elecciones primarias en ese sentido con rivales cristianos.

Esta era una batalla para todos precandidatos, especialmente los conservadores moderados, pues en Iowa que tiene un electorado republicano en el que los evangelistas tienen mucha fuerza, no alcanzaban mucha fuerza. 

La derrota de Hillary Clinton en Nuevo Hampshire  supuso un golpe a la moral de los demócratas que veían su candidata inevitable a la nominación, puesto que este estado es un lugar casi "sagrado para su familia política", cita EFE. 

Luego del caucus de Iowa (centro) del 1 de febrero que inició la carrera hacia las presidenciales de noviembre, New Hampshire fue la segunda etapa del largo proceso de selección de candidatos que culmina con las convenciones de julio próximo. 

>> 11 claves para entender las elecciones primarias de EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.