• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La Fiscalía encontró pruebas de chuzadas a correos de la prensa de las Farc (Foto:BluRadio)

    La Fiscalía encontró pruebas de chuzadas a correos de la prensa de las Farc (Foto:BluRadio)

Publicado 6 mayo 2014

El fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, dijo que la sala de interceptaciones que fue allanada este martes en el norte de Bogotá (capital) se espiaba a funcionarios que llevan a cabo el proceso de paz desde La Habana con el fin de paralizarlo.

De acuerdo con Montealegre, desde esa oficina se habría interceptado también el correo del presidente, Juan Manuel Santos, por lo que profundizaron las indagaciones.

"En esta oficina se interceptaron los correos del jefe de prensa de las Farc en La Habana, un correo institucional de Gobierno y se interceptaron dos correos de periodistas cubanos (...) querían afectar el proceso de paz y atentar contra la seguridad nacional", aseguró el fiscal.

Montealegre aclaró que después de denunciar las interceptaciones ilegales a las comunicaciones para afectar el proceso de paz en febrero pasado, quedó claro en esta nueva investigación que la oficina donde se “chuzaban” las comunicaciones no son ni del Ejército, ni de la Polícia.

La Fiscalía capturó en la oficina a Andrés Fernando Sepúlveda Ardila, un experto en sistemas de comunicaciones que deberá responder ante un juez por cuatro delitos, entre ellos, violación ilícita, interceptación de datos informáticos y espionaje.

Montealegre recalcó que Sepúlveda no pertenece a ningún organismo del Estado, y que se trata "una persona que negocia y vende este tipo de información en el mercado (...) en el allanamiento se ha podido establecer que este señor tenía bases de datos de desmovilizados de las Farc".

El pasado 6 de febrero, el jefe de la delegación de paz de las FARC, alías Iván Márquez, denunció que Alvaro Uribe “está detrás” de las escuchas ilegales. “No se les olvide que él es el enemigo público número uno de la paz en Colombia”, enfatizó desde La Habana.

Dos semanas después, el Ejército colombiano inició una investigación interna para hallar a los responsables de las interceptaciones a funcionarios reveladas por la revista Semana.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.