• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Primeras pruebas de estimulación eléctrica del cerebro

Primeras pruebas de estimulación eléctrica del cerebro | Foto: AP

Publicado 30 abril 2015

La neuroestimulación aplicada mediante un gorro de electrodos que registran actividad cerebral al conectarse con un chip, las personas podrán transmitir mensajes a un ordenador que lo escribirá tal como se hace con un teclado.

Expertos europeos y norteamericanos en neurociencia trabajan en un sistema de estimulación cerebral con electrodos indolora, que promete ser una práctica habitual para mejorar el rendimiento intelectual y curar algunas enfermedades neurológicas en diez años.  

La estimulación se da mediante un chip que se implanta en el cerebro y al conectarse con un interfaz recibe señales de electrodos y permite, entre otras cosas, escribir con la mente a discapacitados.

Los neurocientíficos expusieron este innovador avance de la ciencia el miércoles durante la primera jornada sobre estimulación cerebral que se realiza hasta este jueves en el centro cultural CaixaForum en la ciudad española de Barcelona. 

El chip ya ha sido probado en personas sanas y los expertos han notado que mejora su rendimiento cerebral como lo hacen el café u otras bebidas energéticas, incluso vaticinan que podría estimularse con patrones personalizados. 

Sin embargo, los expertos no saben sobre los efectos que a largo plazo puede producir la estimulación con electrodo,  en casos de personas sanas.

Resultados de las pruebas en pacientes con parálisis indican que “pueden escribir mensajes de texto y controlar otros dispositivos domésticos con el implante de un chip en el cerebro", explicó la neurocientífica Mavi Sánchez Vives.

Además, "podrán registrar la actividad cerebral, analizarla en línea y escribir pensamientos y navegar online", agregó.

Sánchez destacó que estudios anteriores han demostrado que la neuroestimulación eléctrica de zonas determinadas del cerebro, pueden tratar los síntomas de una depresión, bloquear los ataques de una epilepsia, inducir la recuperación de un ictus o controlar los temblores del Parkinson.

En los próximos 10 años su trabajo avanzará en las prótesis sensoriales y visuales que estimularán la corteza cerebral y permitir a los invidentes tener información visual mediante una interfaz cerebro-ordenador.

Un interfaz que permite escribir en el ordenador con la mente. Foto:AP 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.