• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 23 Congreso Mundial de Energía se llevará a cabo hasta el próximo jueves 13 de octubre.

El 23 Congreso Mundial de Energía se llevará a cabo hasta el próximo jueves 13 de octubre. | Foto: Reuters

Publicado 10 octubre 2016

Los presidente Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan se reunieron este lunes para afianzar relaciones bilaterales.

El presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan sostuvieron este lunes un encuentro bilateral para firmar un acuerdo sobre el proyecto Turkish Stream, que prevé la construcción de un gasoducto con dos ramales en el fondo del mar Negro. Los líderes también acordaron intensificar los contactos militares y de inteligencia.

En el marco de la 23° edición del Congreso Mundial de Energía, que se celebra en Estambul, los dos países tomaron el rumbo para "realizar los planes del presidente de Turquía de crear en este país un gran centro energético", explicó el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

>> Erdogan: para alcanzar la paz la energía es fundamental

El mandatario ruso precisó que él y Erdogan convinieron en la necesidad de ayuda para llegar a la ciudad siria de Alepo norte.

Por su parte, el presidente de la empresa rusa Gazprom, Alexéi Miller, precisó que el acuerdo intergubernamental prevé la construcción de dos ramales del gasoducto en el fondo del mar Negro, cada cual con una capacidad de 15.750 millones de metros cúbicos de gas.

El dato: Uno de los ramales servirá para suministrar el gas al mercado turco, mientras que el otro se usará para el tránsito del hidrocarburo a países europeos vía Turquía.

>> Venezuela y Turquía fortalecen sector energético binacional

"El acuerdo intergubernamental establece también el plazo para construir estos dos ramales, en diciembre de 2019", agregó Miller.

Putin indicó que Moscú y Ankara acordaron los "mecanismos para ofrecer descuentos en el gas" en el marco del proyecto Turk Stream.

En contexto

El proyecto Turkish Stream acordado en 2014 reemplaza al proyecto South Stream - bloqueado por la Unión Europea. Prevé la construcción de un gasoducto con una extensión de mil 100 kilómetros que llevará el combustible hacia la frontera entre Turquía y Grecia, donde se pretende crear un centro de conexión para que distribuir el gas al resto de Europa.

Asimismo, será un complemento al gaseoducto Blue Stream, en servicio desde 2005 y que atraviesa el fondo del mar Negro.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.