• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"El informe es mañana y los norteamericanos ya dicen que somos culpables".

"El informe es mañana y los norteamericanos ya dicen que somos culpables". | Foto: Mundo.sputniknews

Publicado 17 julio 2016

El ministro de Deportes de Rusia asegura que todo es  una farsa y resultado de las presiones políticas. Una comisión civil acusa a un Estado.

El ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, rechazó este domingo el llamamiento de las agencias antidopaje de Estados Unidos y Canadá para excluir a todo el equipo ruso de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

"En realidad, todo esto es una farsa y resultado de las presiones políticas. Una comisión civil acusa a un Estado. ¿Cómo es eso posible? Esto ya es demasiado", dijo Mutkó a medios locales.

>>Intentan suspender a atletas rusos de los Juegos Olímpicos 2016

Mutkó se refería al informe sobre el presunto dopaje masivo del equipo ruso en los Juegos de Invierno de Sochi (2014) encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) al abogado Richard McLaren y que será publicado mañana, lunes.

Y es que ese informe, cuyo contenido debería ser confidencial, es en lo que se basan los directores de la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA), Travis Tygart, y de la Canadiense (CCES), Paul Melia, en el borrador de una carta que dirigirán al presidente del COI, el alemán Thomas Bach, para pedir la exclusión de Rusia.

"¿Cómo pueden ellos saberlo hoy? Esto es un sacrilegio (...) No lo entiendo. Si el informe era el lunes ¿Qué ocurre? ¿Que allí alguien da instrucciones? Por supuesto, todo está arreglado. Está claro. La presión sobre el COI y las organizaciones internacionales", dijo Mutkó.

El ministro recordó que McLaren y la AMA le prometieron que la comisión sería independiente y que nadie se inmiscuiría, pero las acusaciones por adelantado de EEUU y Canadá "socavan cualquier confianza en el informe y en su objetividad".

>>Inauguran laboratorio antidopaje para Río 2016

"El informe es mañana y los norteamericanos ya dicen que somos culpables (...) Si hay que castigar a alguien, lo haremos. Acusar a un Estado es simplemente ridículo", destacó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.