• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Antes Rusia era considerado uno de los peores países en materia antidopaje, sin embargo se han realizado avances en los últimos años. (Foto: Archivo)

    Antes Rusia era considerado uno de los peores países en materia antidopaje, sin embargo se han realizado avances en los últimos años. (Foto: Archivo)

Publicado 1 febrero 2014

Rusia completó este año notables progresos en materia antidopaje para albergar los Juegos de Sochi-2014, los cuales se realizarán entre el 7 y el 23 febrero. Antes, el país era considerado uno de los peores en la lucha contra el dopaje.

El director médico y científico del Comité Olímpico Internacional (COI), Patrick Schamasch, declaró en 2008 que Rusia era "un país donde no era posible ningún control y en el que la vida de los controladores estaba en peligro", sin embargo, hoy en día saluda los avances realizados.

"Rusia ha puesto en marcha medidas importantes en la lucha contra el dopaje, permitiendo por una parte la libre circulación de muestras (entrada y salida de Rusia) y por otro la libre circulación de controladores antidopaje, lo que es un avance muy importante", señaló el experto.

En los Juegos de Vancouver 2010, los equipos rusos de esquí de fondo y de biatlón sufrieron varias bajas, una decena de deportistas dieron positivo y se perdieron la cita, entre ellos el triple campeón olímpico Evgeni Dementiev.

El problema alcanzó tal magnitud que la Federación Internacional de Esquí (FIS) obligó a la federación rusa a expulsar a varios entrenadores y médicos.

Limpieza de entrenadores

Además de las bajas de periodistas, Rusia comenzó también a hacer "una gran limpieza de antiguos entrenadores, que tenían una mentalidad del antiguo régimen", señaló Schamasch en referencia al período soviético y su sistema de dopaje de Estado (como la República Democrática Alemana), pero añadió que quedan "algunas ovejas negras por eliminar".

La puesta en marcha de la Agencia Rusa Antidopaje (Rusada), con el apoyo de expertos de la Agencia Antidopaje Noruega y de un laboratorio de Moscú de última tecnología han contribuido a cambiar el panorama.

Desde 2009 la Rusada ha sancionado por dopaje a más de 200 atletas rusos, suspendido a la mayoría durante dos años, algunos de por vida. La Rusada, financiada casi en su totalidad por el Estado ruso, pone el acento en la prevención y en la educación de los deportistas.

"Lo más importante es cambiar la mentalidad de los deportistas con respecto al dopaje, explicarles sus peligros, las sanciones posibles y los riesgos", declaró su director ejecutivo Nikita Kamaev.

La Rusada dispone en este momento de 23 controladores a tiempo completo en Moscú y cerca de 50 en las regiones del país.

Los Juegos Olímpicos de Sochi se anuncian como una prueba de gran importancia para los progresos de Rusia en la lucha antidopaje. Un solo positivo de un atleta del país organizador podría empañar el gran acontecimiento del país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.