• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, visitó Moscú por primera vez, donde estuvo reunido con Vladimir Putin y el canciller ruso.

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, visitó Moscú por primera vez, donde estuvo reunido con Vladimir Putin y el canciller ruso. | Foto: EFE

Publicado 12 abril 2017

El secretario de Estado de EE.UU. continuó con sus acusaciones hacia el Gobierno de Siria durante su visita a Moscú, mientras que el Kremlin insiste en una investigación imparcial. 

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguie Lavrov, estuvo reunido con su par el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, este miércoles en el marcó de su primera visita oficial a Moscú. Durante la reunión, mantuvo sus ataques en contra del presidente sirio Bashar Al-Assad.

El tema principal del encuentro fue la situación en Siria. Ambos ministros plantearon el ataque con armas químicas en la provincia de Idlib y el ataque estadounidense contra la base siria de Shayrat.

>> Rusia, preocupada por amenazas de EE.UU. a Venezuela

Mientras Lavrov reiteró que "Rusia está dispuesta a restablecer un acuerdo con EE.UU. para prevenir incidentes aéreos en Siria", Tillerson lamentó el "muy bajo nivel" en el que están las relaciones bilaterales y la confianza entre las dos potencias nucleares.

Asimismo, Tillerson insistió en que el ataque químico fue "planeado" por el Gobierno sirio. Lavrov, por otro lado, reiteró la necesidad de una investigación imparcial, y denunció los intentos por "acabar con el gobierno de Al Assad".

También, según Lavrov, la reunión dejó negociaciones productivas y sinceras, a pesar de los intentos de desestabilizar la relación entre ambos países.

"La historia ha demostrado que cuando Moscú y Washington cooperan no solo ganan nuestros pueblos, sino todo el mundo", afirmó Lavrov.

Igualmente, Tillerson indicó que "tenemos que poner fin a la permanente degradación de nuestras relaciones".

Otro de los asuntos planteados fue el problema de la desnuclearización de la Península coreana, idea que comparten ambas naciones, según aseguró el secretario de Estado estadounidense. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.