• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El líder ruso firmó el pasado lunes un nuevo decreto que extiende las tensiones entre Rusia y Turquía.

El líder ruso firmó el pasado lunes un nuevo decreto que extiende las tensiones entre Rusia y Turquía. | Foto: Archivo.

Publicado 30 diciembre 2015


Blogs



El Gobierno ruso sostiene que mantendrá las medidas especiales, hasta que Turquía ofrezca disculpas tras derribar el avión SU-24 que se encontraba combatiendo al terrorismo en Siria.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, informó este miércoles sobre la firma de un nuevo decreto que establece medidas económicas adicionales contra Turquía y que entrarán en vigor desde el próximo 1 de enero.

“Revisamos una lista de ciertos tipos de servicios que se prestaban en el territorio ruso por organizaciones bajo la jurisdicción de la República de Turquía, que serán prohibidos desde principios de 2016”, aseguró.

Lea → Éstas son las sanciones económicas de Rusia contra Turquía

De igual forma, la nuevas restricciones por parte de Moscú, inhabilitan a las agencias de viajes, hoteles y compañías turcas que ofrecían servicios de huéspedes en la nación eslava. La medida también se extiende a sectores de la construcción y arquitectura.

Lea también: Rusia decreta sanciones económicas contra Turquía

El pasado lunes, el presidente ruso, Vladimir Putin, oficializó otras limitaciones contra Turquía, con el fin de garantizar la seguridad nacional de su nación y la protección de los ciudadanos frente a acciones delictivas e ilegales.

Otro decreto firmado el pasado mes de noviembre por el líder de Kremlin, alargó los embargos económicos contra Turquía en las importaciones de alimentos, además de serias restricciones en el turismo, inversiones y vuelos chárter.

Por otro lado, el Gobierno ruso ha venido revelando las relaciones comerciales que mantienen Turquía y el Estado Islámico, especialmente con la compra y venta ilegal del petróleo que es robado a Siria.

 

Lea también: Rusia detecta rutas de contrabando de crudo sirio a Turquía

Aunque el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, ha negado cualquier vínculo con el Daesh, recientemente el Ministerio de Defensa ruso demostró que grupos extremistas utilizan rutas que tienen como destino los puertos turcos en el Mediterráneo, además de una planta petrolera y un núcleo de transporte en la localidad de Cizre (noreste del país).

Curiosamente, el jefe de Estado turco dejó claro que no está dispuesto a colaborar en la lucha antiterrorista, hasta que su homólogo sirio, Bashar Al-Assad, se mantenga en el ejercicio de sus funciones.

 

Lea también: Erdogan rechaza participar en la lucha contra el EI

CONTEXTO
Las relaciones entre Rusia y Turquía se deterioraron después de que Turquía derribara el pasado 24 de noviembre, cerca de la frontera turco-siria, un avión bombardero ruso Sujoi SU-24.
La acción que fue justificada por Turquía como una violación a su espacio aéreo, ha sido rechazada por Rusia que afirma mantenerse combatiendo en territorios manejados en Siria por organizaciones terroristas como el Estado Islámico (EI).

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.