• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Cancillería rusa denunció que EE.UU. no participa de manera constructiva en los esfuerzos de la Convención sobre Armas Biológicas y Tóxicas.

La Cancillería rusa denunció que EE.UU. no participa de manera constructiva en los esfuerzos de la Convención sobre Armas Biológicas y Tóxicas. | Foto: Reuters

Publicado 12 junio 2015

El Pentágono ha desplegado diversos laboratorios de armas biológicas en la frontera rusa, como el llamado Centro R. Lugar de Investigación de Salud Pública, en la capital de Georgia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia expresó este jueves su "profunda preocupación" por el despliegue de laboratorios biomédicos en las proximidades de las fronteras rusas por parte del Pentágono.

A través de un comunicado publicado en su página web, la cancillería rusa señala que un ejemplo revelador de estos laboratorios es el llamado Centro R. Lugar de Investigación de Salud Pública, situado en las afueras de Tiflis, capital de Georgia.

Este espacio es considerado de alto nivel de contención biológica. El ministerio asegura que las autoridades de EE.UU. y Georgia "se esfuerzan por ocultar el verdadero contenido y la dirección de las actividades de esta unidad militar del Ejército de EE.UU., dedicada al estudio de enfermedades infecciosas particularmente peligrosas. El Pentágono está tratando de poner en práctica el mismo tipo de objetos biomédicos militares camuflados en otros países de la Comunidad de Estados Independientes".

Además, detalla que "bajo el techo de este centro ‘se ha empadronado’ sólidamente la división de investigación médica del Ejército norteamericano, una rama del Instituto Walter Reed de Investigación del Ejército de EE.UU."

La cancillería rusa denunció que Washington, en lugar de participar de manera constructiva en los esfuerzos de la comunidad internacional para fortalecer la Convención sobre la prohibición de Armas Biológicas y Tóxicas (CAB), ha elegido especular e insinuar contra otros Estados en relación a estos temas.

También recordó que en 2001 EE.UU. rompió unilateralmente las negociaciones multilaterales en Ginebra sobre el desarrollo de un mecanismo de verificación de la CAB y desde entonces ha obstaculizado fuertemente su reanudación .

Lea también: Hilary Clinton obtuvo fortuna vendiendo agentes toxicológicos.

EN CONTEXTO

La manipulación de armas biológicas por parte de EE.UU. se demostró nuevamente en las últimas semanas, cuando el Pentágono envió por error 51 paquetes con bacterias de ántrax a 17 estados de ese país y a otras tres naciones. También el pasado mayo, el Pentágono informó que muestras de ántrax vivo salieron inadvertidamente de un laboratorio militar en Utah, a un laboratorio privado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.