• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El pasado viernes el sistema militar ruso frustró un ataque de 13 drones contra bases las bases militares rusas de Hmeimim y Tartus ubicadas en Siria.

El pasado viernes el sistema militar ruso frustró un ataque de 13 drones contra bases las bases militares rusas de Hmeimim y Tartus ubicadas en Siria. | Foto: HispanTV

Publicado 11 enero 2018

El ministerio de Defensa ruso denunció que podría existir complicidad de países occidentales en la fabricación del material explosivo utilizado en un reciente ataque.

El ministerio de Defensa (Mindef) de Rusia denunció este jueves la posible complicidad de Occidente en un reciente ataque de 13 drones de fabricación casera a las bases rusas de Jmeimim Tartus, en el noroeste y oeste de Siria, respectivamente. 

Señaló el ente oficial que los aviones no tripulados partieron de una zona de distensión en la provincia de Idlib, controlada por grupos armados de la oposición siria apoyados por Turquía.

Señaló, además, que los especialistas capaces de producir los aparatos aéreos dirigidos a distancia solo pudieron formarse en países poseedores de esa tecnología, mientras que la fabricación del material explosivo empleado en los proyectiles apuntan a una empresa en Ucrania. 

Indicó el jefe de la Dirección de Construcción de Drones del Estado Mayor Ruso, Alexander Novikov, que el material explosivo utilizado fue la pentrita, mucho más potente que el T4. 

Según explicó, la pentrita es producida por una empresa ucraniana de reactivos químicos, y su fabricación es imposible en condiciones caseras. 

>> Siria enfrenta el mayor ataque de misiles israelíes contra sus posiciones

En total fueron 13 drones los que intentaron perpetrar el ataque, que poseían cada uno en sus alas diez proyectiles.

De ellos, diez tuvieron como objetivo de ataque la base de Jmeimim, mientras que los otros tres tuvieron como dirección el punto de suministro naval de Tartus.

>> Ejército sirio rompe cerco de terroristas a base militar

El especialista aseguró que aunque las piezas que componen los equipos tecnológicos pueden ser adquiridos por separado, su ensamblaje y puesta en funcionamiento requieren de tiempo, conocimiento especializado y experiencia. 

Tras los eventos, la Defensa rusa se dirigió al responsable del servicio de inteligencia de Turquía para recordarle los compromisos asumidos por este país para asegurar el alto el fuego en la zona de distensión de Idlib.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.