• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Moscú propuso colocar observadores de la ONU en los retenes de Jordania, Irak y Turquía con el fin de inspeccionar la nomenclatura de las cargas destinadas a Siria. (Foto: Archivo)

Moscú propuso colocar observadores de la ONU en los retenes de Jordania, Irak y Turquía con el fin de inspeccionar la nomenclatura de las cargas destinadas a Siria. (Foto: Archivo)

Publicado 10 julio 2014

Rusia afirmó que solo participará en la elaboración de una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación humanitaria en Siria, si este documento no estipula sanciones ni el uso de la fuerza.

La nueva resolución que promueven, desde mayo pasado, Australia, Jordania y Luxemburgo es para que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe el saneamiento de la situación humanitaria.

En un comienzo Moscú se pronunció en contra porque suponía autorizar el acceso transfronterizo incontrolado de cargas humanitarias a Siria vía los Estados limítrofes: Turquía, Jordania e Irak, lo que contradice el principio de la soberanía de Siria.

No obstante, la delegación rusa aceptó participar en la coordinación de este documento para evitar una nueva tensión en el Consejo de Seguridad de la ONU y acelerar el envío de la ayuda humanitaria a la población siria.

“Expusimos claramente la posición rusa: el documento no debe incluir ninguna medida coercitiva, como sanciones o el uso de la fuerza, previstas en el Capítulo VII de la Carta de la ONU. Y menos aún estipular la imposición automática de sanciones al Gobierno sirio sin debatirlas en el Consejo de Seguridad de la ONU”, señaló la cancillería.

Tags

Rusia Siria

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.