• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Secretario general de la ONU escucha las palabra del Canciller ruso en Ginebra (Foto: Archivo)

    Secretario general de la ONU escucha las palabra del Canciller ruso en Ginebra (Foto: Archivo)

  • Manifestaciones pro-Rusia en la región autónoma de Crimea, en Ucrania (Foto: Archivo)

    Manifestaciones pro-Rusia en la región autónoma de Crimea, en Ucrania (Foto: Archivo)

Publicado 3 marzo 2014

El ministro de Exteriores de la Federación Rusa, Serguei Lavrov, señaló este lunes a las potencias occidentales como las principales responsables de la crisis social que hoy día padece Ucrania, afirmando que “quienes ahora hablan de una 'agresión' (de Rusia) son aquellos que polarizaron la sociedad ucraniana".

Durante su intervención en la 25 sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Canciller rechazó que países como Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, “traten de presentar la situación (en la región ucraniana de Crimea) como una agresión (rusa) y amenacen con todo tipo de sanciones y boicots”.

“Esas son las mismas naciones que animaron consistente y persistentemente a las fuerzas políticas cercanas a ellos a lanzar ultimátum, rechazar el diálogo, desatender las preocupaciones del sur y el este de Ucrania y finalmente, polarizar la sociedad ucraniana", enfatizó Lavrov.

Asimismo, Lavrov repudió que Occidente quiera aparecer hoy día como un “salvador”, cuando “se sabe muy bien cómo causaron la crisis en Ucrania”, cuestionando cada una de las acciones legales que ejercía el poder legítimo, constituido entonces por el presidente depuesto Viktor Yanukovich.

“Algunos de nuestros socios occidentales se dedicaron a apoyar las protestas antigubernamentales, alentando a ejecutar acciones agresivas, tomar edificios administrativos, atacar a la Policía, saquear arsenales de armas, humillar a funcionarios del Estado y desarrollar burdas irrupciones durante ritos eclesiásticos”, precisó.

Asimismo, Lavrov condena que, precisamente, por ese apoyo de Occidente fue que las partes céntricas de Kiev (capital) y de varias ciudades del oeste resultaron ocupadas por nacionalistas radicales armados, bajo consignas extremistas, antirrusas y antisemitas".

Por esos motivos, Lavrov defendió la decisión de su Gobierno de manejar como opción el envío de tropas militares a la región ucraniana de Crimea (sureste), con el objeto de “defender los derechos humanos" de la población rusa -que es mayoría- que vive en esa localidad.

“La decisión de la Cámara Alta del Parlamento ruso de autorizar el envío de tropas a Ucrania persigue el objetivo de disuadir a los radicales del uso de la violencia en el país y facilitar la reconciliación nacional”, aseveró el Ministro.

Por último, el jefe de la diplomacia rusa desmintió que estas acciones constituyan un acto de agresión por parte de Moscú, e instó al Occidente de dejar de utilizar los derechos humanos como un pretexto de perseguir sus objetivos geopolíticos.

Conoce las claves para entender el conflicto entre Rusia y Ucrania por Crimea


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.