• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 5 octubre 2014

La presidenta y ganadora de la primera vuelta electoral de Brasil, Dilma Rousseff abogó por profundizar en la reforma política que modifique la estructura del Estado con nuevas iniciativas sociales, económicas y laborales que dignifiquen al pueblo.

La mandataria brasileña, Dilma Rousseff, agradeció este domingo al pueblo brasileño por votar por ella y darle la oportunidad de continuar cambiando el rumbo de la nación suramericana con más y mejores beneficios. 

Tras conocer los resultados de la primera vuelta electoral en la que resultó triunfadora, Rousseff habló de su programa gubernamental y recalcó el sentido de un "Gobierno nuevo, ideas nuevas, porque son ideas nuevas porque vamos a mejorar el sector salud que es lo primero". 

También insistió en tener nuevas metas para llevar a Brasil a nuevos ciclos, "Brasil tiene que ser más inclusivo, más productivo y más competitivo", dijo la mandataria. 

Entre los primeros pilares de impulso gubernamental en los que se enfocará en su segundo mandato está la innovación, la producción, la inclusión, reforma política, empleo y educación.

Más tecnología

Rousseff destacó el fortalecimiento educativo y la renovación de las políticas economías e industriales con la inversión tecnológica, que necesaria para mejorar diversas sectores productivos en la nación. Además enfatizó en la necesidad de acabar con la inflación con inversión, más empleo.

Reforma política

La mandataria brasileña recalcó que su prioridad es innovar el sistema político y abogó por trabajar de manera exhaustiva  en la reforma política, que ha impulsado en la campaña, "esa reforma que es la principal de las reformas que he propuesto, para que tengamos la posibilidad de hacer de esta política una realidad y para eso tenemos que hacer un plebiscito popular", señaló Rousseff. 

Rousseff se dirigió también a los partidos de la social democracia brasileño, a los que "ya no quieren", por considerarlos neoliberales, pues recordó cómo saquearon al pueblo y lo entregaron a las élites en años anteriores. "El pueblo ya no los quiere (...) eso sí compañeros el 26 de octubre no queremos los mismos fantasmas que no quiere el pueblo", ratificó.

Rousseff votó a las 08H47 (hora local) en Porto Alegre, acompañada del gobernador de Rio Grande do Sul, Tarso Henro. Minutos después sus principales adversarios, Marina Silva ( PSB) y Aécio Neves ( PSDB) acudieron a las urnas y ejercieron su derecho al sufragio.

En estas elecciones fueron llamados a votar más de 140 millones de brasileños en más de 400 mil urnas electrónicas distribuidas por primera vez en todo el territorio de acuerdo con la disposición del TSE para facilitar el proceso electoral que tuvo una asistencia masiva (80,62 por ciento de participación).

El desarrollo de la jornada electoral que culminó a las 19H00 hora local se llevó a cabo en un ambiente de tranquilidad, informó el TSE, aunque hubo 551 detenciones por irregularidades electorales que fueron atendidas sin contratiempos.

Los primeros resultados a boca de urna, perfilaron la  victoria de la mandataria Dilma Rousseff en la primera vuelta, con 41,14 por ciento de los votos válidos, ante el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, con 33, 63 por ciento, por lo que irá a balotaje. Dilma ratificó su triunfo en primera vuelta tal como pronosticaron los sondeos previos a los comicios, que anticipaban un triunfo en primera vuelta con más del 40 por ciento de sufragios.

teleSUR te invita a ver el micrositio: BrasilDecide2014 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.