• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 24 septiembre 2014

"En ninguna de esas intervenciones militares hemos ido hacia la paz" , aseguró la jefa del Estado brasileño al tiempo que también expresó su solidaridad con el pueblo palestino en Gaza.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, condenó este miércoles en la Organización de Naciones Unidas (ONU) las intervenciones bélicas que Estados Unidos ha emprendido en países como Irak y Siria, y que han dejado miles de muertos y millones de desplazados.

En su participación en la 69 Asamblea General de la ONU, la jefa del Estado brasileño dijo que "en ninguna de esas intervenciones militares hemos ido hacia la paz".

“Hemos visto que cada vez había conflictos más enfrentado"

También dijo que "no podemos ser indiferentes ante la crisis Israel y Palestina,sobre todo luego del ataque a Gaza", y en este punto, dijo aseguró que la "masacre sistemática del pueblo sirio y palestino, nos muestran que hay cada vez más conflictos con mayor número de víctimas".

“El uso desproporcionado de la fuerza no puede eliminar las causas profundas de los conflictos y eso queda clarísimo con la cuestión Palestina que no se resuelve desde hace mucho, también la masacre sistemática del pueblo sirio, la trágica fragmentación nacional de Irak y la seria inseguridad de Libia, así como los enfrentamientos en Ucrania”, recalcó.

Rousseff agregó que “hemos visto que cada vez había conflictos más enfrentados. Ha habido una multiplicación trágica del número de víctimas civiles e innumerales víctimas humanitarias”.

“No podemos dejar que esas expresiones bárbaras de anarquía aumenten y que socaven nuestros valores éticos morales y civiles”, expresó.

Lucha contra ébola

Rousseff también abordó el tema del ébola e indicó que “no podemos seguir indiferentes a la propagación del ébola en África Occidental, por lo tanto apoyamos la propuesta del Secretario General (Ban Ki-moon) de establecer la misión de las Naciones Unidas para la emergencia con respecto al ébola”.

Ban envió recientemente una carta al Consejo de Seguridad de la ONU para establecer una misión que ayude a acabar con esta mortal enfermedad. Esta misión tendrá su base "en la región, pero no en uno de los tres países más afectados" por la enfermedad explicó sin dar más detalles.

“Brasil es partidario de esa misión”, indicó la mandataria.

Guerra a la pobreza

Al inicio de su intervención en la Asamblea General de la ONU, Rousseff señaló que uno de los logros de su mandato en Brasil es “la consolidación de una sociedad incluyente basada en la igualdad de oportunidades”.

Explicó que “la FAO indicó que Brasil ha quedado fuera del llamado mapa mundial del hambre, eso se debe a las políticas económicas que han generado 21 millones de puestos de trabajo y ha apreciado el salario mínimo, además de aumentar el poder adquisitivo en un 71 por ciento en los últimos 12 años”.

El pasado 15 de agosto se promulgó una ley en Brasil que obliga a destinar el 75 por ciento de las regalías del petróleo a la educación y la salud. Al respecto la mandataria indicó que “nos hemos comprometido a potencia la calidad de la educación” tanto básica como media y universitaria.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.