• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La Copa del Mundo de Brasil albergará a 32 selecciones que disputarán 64 encuentros para definir al nuevo monarca mundial a escala de selecciones (Foto: Archivo)

    La Copa del Mundo de Brasil albergará a 32 selecciones que disputarán 64 encuentros para definir al nuevo monarca mundial a escala de selecciones (Foto: Archivo)

Publicado 19 febrero 2014

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció este miércoles que las Fuerzas Armadas de su país podrían ser activadas durante la Copa del Mundo del presente año para garantizar la paz y tranquilidad durante la celebración del evento deportivo.

“La Policía Federal, la Fuerza Nacional de Seguridad Pública, la Policía de Carreteras, todos los órganos están listos y orientados para actuar dentro de sus competencias. Si fuera necesario, movilizaremos también a las Fuerzas Armadas”, aseguró Rousseff durante una entrevista radial.

En ese sentido, la jefa de Estado aseguró que todos los asistentes a la Copa del Mundo contarán con seguridad garantizada; “vamos a estar bien preparados para garantizar la seguridad de los hinchas, de los turistas, las selecciones y los jefes de Estado que nos van a visitar”.

Sobre este punto, el vicealmirante de la Fuerza Marina brasileña, José Carlos Mathias, aseguró a medios de comunicación que su papel durante la Copa del Mundo estará relacionado con la defensa del país; no con la seguridad pública. Aunque no descartó que pudiesen actuar de ser necesario.

“Si hubiera necesidad también de actuar en la seguridad, desde que ese aspecto está previsto en la Constitución, estaremos listos para actuar” señaló a la AFP desde Brasilia, capital de ese país.

A su vez, Rousseff rechazó los actos de violencia durante las últimas protestas que han ocurrido en el país. “Repudio completamente el uso de la violencia en las manifestaciones, y encuentro inadmisible en un país democrático actos de vandalismo”. En ese sentido, recordó que el parlamento de ese país discute una ley que penaliza la destrucción de patrimonio público y la violencia durante manifestaciones.

En cuanto a datos concretos sobre seguridad, Rousseff aseguró que su gobierno invirtió 1,9 billones de reales (792,6 millones de dólares) para reforzar el equipamiento de los cuerpos policiales, encargados de garantizar la tranquilidad de los aficionados y público en general.

Desde el junio del año pasado Brasil ha sido escenario de cientos de manifestaciones en contra de la organización de la Copa del Mundo de fútbol en su país; en lugar de ello han exigido a las autoridades mejores inversiones en los servicios públicos del país. Muchas de estas protestas han sido reprimidas ante los focos de violencias de algunos manifestantes.

Un sondeo publicado este martes indica que el 85,4 por ciento de los brasileños cree que habrá manifestaciones durante el Mundial; sin embargo, el 82,9 por ciento no está seguro de participar en las mismas.

El Mundial de Brasil de 2014 dará inicio el 12 de junio y culminará el 13 de julio en 12 ciudades que albergarán un total de 64 encuentros para determinar al nuevo monarca mundial a instancias de selecciones, galardón que ostenta España desde la edición de Sudáfrica en 2010.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.