• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 21 agosto 2015

La presidenta aseguró que pondrá especial empeño en reducir y, por ende, acabar con la pobreza en los sectores olvidados de Brasil. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, manifestó este viernes que su gobierno debe garantizar igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, por lo que aseguró que se “va esforzar” por cumplir con ese objetivo. 

Durante la inauguración de la I etapa del Canal en Pernambuco que forma parte del Proyecto Integral del Río de San Francisco, la mandataria brasileña aseguró que “se apretarán el cinturón” con programas sociales como el mencionado anteriormente, para asegurar que el país siga adelante. 

Rousseff señaló que el principal objetivo de su Gobierno es acabar con la desigualdad que existe entre las regiones brasileñas, “a las que no se les destinaban los recursos suficientes” para su desarrollo económico y social. 

Lea tambiénRousseff intensificará jornada de diálogo con el Congreso

La Jefa de Estado detalló que con esta primera etapa del canal en Pernambuco se beneficiarán 12 millones de brasileños de 390 municipios. Además, indicó que el mismo cuenta con 14 acueductos, nueve estaciones, 27 embalses y cuatro túneles, que complementan una infraestructura de 477 kilómetros de extensión. 

Explicó que el objetivo del proyecto es “garantizar el acceso al agua potable durante los periodos de sequía (...) esa es nuestra meta”.

Por otra parte, la presidenta sostuvo que el Ministerio de Integración Nacional y  el Ministerio de Planificación, Presupuesto y Gestión tienen que presentar un plan de revitalización del río de San Francisco para los próximos diez años. 

Lea también: Brasil y Alemania logran acuerdos económicos y ambientales

En contexto

Rousseff mantiene una agenda de trabajo en la que se ha propuesto la promoción y entrega de obras sociales, pese a la crisis generada por la campaña de desprestigio en contra de la Presidenta y su organización política, el Partido de los Trabajadores. 
La mandataria entregó la pasada semana 1.480 viviendas en la comunidad de Juzeiro en Salvador de Bahía.
El pasado lunes Rousseff inició el diálogo con diferentes sectores, entre ellos movimientos sociales, líderes sindicales y el Congreso, donde espera obtener propuestas de desarrollo social y económico sin distinguir la posición política. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.