• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rousseff llamó a los brasileños a unirse para el crecimiento del país.

Rousseff llamó a los brasileños a unirse para el crecimiento del país. | Foto: EFE

Publicado 7 agosto 2015

La mandataria brasileña se refirió a los sectores de la ultraderecha como “irresponsables” al tratar de malponer los logros de su Gobierno y la imagen del exmandatario Luis Inácio Lula Da Silva. 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sostuvo este viernes que nadie puede quitarle la  legitimidad que le dio el pueblo brasileño tras elegirla a través del voto popular como jefa de Estado por dos periodos consecutivos. 

Durante un acto celebrado en el estado de Roraima (norte brasileño), la mandataria cuestionó la campaña desestabilizadora que emprende la ultraderecha contra su Gobierno. Lamentó que existan sectores que se dediquen a la crítica y no al trabajo en equipo para el bienestar de todos los brasileños.  

“Respeto a la democracia de mi país. Sé lo que es vivir en una dictadura (...) La primera característica de quien honra el voto que le dieron es saber que es la fuente de su legitimidad, y nadie me va a quitar esa legitimidad que el voto me dio”, enfatizó. 

“Soy una persona que aguanta la presión, que aguanta la amenaza. Sobreviví a grandes amenazas en mi vida”, dijo Rousseff ante centenares de personas y llamó a los habitantes de su país a trabajar unidos por el crecimiento económico, político y social de todo el pueblo brasileño. 

Esta semana, el Partido de los Trabajadores (PT) convocó a una mega movilización para el próximo 20 de agosto en respaldo a la presidenta Dilma Rousseff luego que la ultraderecha anunciará acciones de calle contra el Gobierno de la mandataria.

Recientemente, el politólogo argentino, Juan Manuel Karg, denunció a través de su cuenta en Twitter @jmkarg que sectores de la ultraderecha brasileña siguen conspirando contra el Gobierno de Rousseff a través de una campaña desestabilizadora que también busca minar la popularidad del exmandatario Luis Inácio Lula Da Silva. 

“La oposición busca debilitar el respaldo popular que tiene el expresidente Lula Da Silva por temor a que presente su candidatura en las próximas elecciones de 2018”, dijo el también profesional de la comunicación.

En junio de este año el Partido de los Trabajadores de Brasil puso en marcha la campaña de recaudación de fondos para el financiamiento de las actividades políticas de la organización bautizada bajo el nombre “Sé compañero”. 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.