• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los tercerizados ganan cerca de 24 por ciento menos que los trabajadores de la misma empresa o institución pública.

Los tercerizados ganan cerca de 24 por ciento menos que los trabajadores de la misma empresa o institución pública. | Foto: EFE

Publicado 23 marzo 2017

El proyecto de ley aprobado por el Congreso atenta contra la legislación laborista y los derechos históricos de los trabajadores brasileños, afirmó la presidenta electa de Brasil. 

Brasil sufrió un nuevo "golpe" con el proyecto de ley (PL) que amplía la tercerización del empleo a todas las actividades de las empresas, así lo expresó la presidenta apartada de su cargo, Dilma Rousseff. 

"Este proyecto suprime derechos históricos conquistados por los trabajadores brasileños desde el Gobierno de Getulio Vargas y sepulta la legislación consolidada por las leyes laboristas", afirmó la presidenta constitucional en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter @dilmabr. 

El proyecto, criticado duramente por organizaciones sociales y sindicatos brasileños, aprueba la contratación de trabajadores tercerizados para todas las actividades de la empresa contratante, algo que anteriormente sólo estaba permitido para empresas que desarrollan actividades no específicas como limpieza, transporte y vigilancia. 

Los trabajadores tercerizados ganan cerca de 24 por ciento menos que los empleados de la misma empresa o institución pública, con las mismas funciones, pero contratados por una empresa que presta servicios. 

La expansión de la tercerización, como prevé el PL 4302, significa la posibilidad inmediata de reducción salarial de los trabajadores en todo Brasil desde el momento en que las empresas podrán sustituir la totalidad de sus trabajadores directos por mano de obra tercerizada.

La presidenta electa, Dilma Rousseff, comparó la aprobación de la ley a la que se oponen los trabajadores al juicio político al que fue sometida en el Congreso y que culminó con su destitución. 

>> Afirman que nueva ley daña dignidad de trabajadores brasileños

Las empresas podrán reducir los salarios en un 30 por ciento y no tendrán que pagar garantías laborales, como vacaciones, prima extra por navidad o cesantías, explicó Rousseff quien alertó sobre la precarización del empleo producto de la ley. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.