• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 29 abril 2016

Rousseff aseguró que el juicio político en su contra busca romper el orden democrático y poner fin a las conquistas sociales.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció este viernes que el juicio político en su contra no es más que una elección indirecta y que busca destruir los logros sociales alcanzados en conjunto con el pueblo brasileño.

>> Rousseff refuerza su agenda de trabajo pese a intentos de golpe

Durante un encuentro con los profesionales de la salud del programa social Más Médicos, la mandataria aseguró que quienes impulsan el procedimiento en su contra buscan llegar al poder dejando de lado el voto de 54 millones de ciudadanos.

“Quieren quitar la legitimidad que viene con el voto”, apuntó.

La jefa de Estado calificó de ridícula la acusación en su contra y afirmó que ella trabajó en favor de la mayoría de los brasileños.

>> Dilma es víctima de un golpe blando asegura Pérez Esquivel

“Lo que nosotros hicimos fue garantizar los programas sociales, hay efectivamente un proceso en contra que es un golpe”, puntualizó.

La presidenta Rousseff desestimó la acusación de la derecha sobre el desvío de fondos públicos y aseguró que durante su Gobierno se ha entregado el dinero a los programas sociales para atender las necesidades del pueblo.

Asimismo, reiteró que su lucha va más allá de la defensa de su mandato, su pelea es para garantizar las conquistas históricas de la población brasileña y que la democracia tenga un carácter sustantivo.

Tengo certeza que la democracia estará siempre del lado correcto de la historia”, finalizó su alocución. 

>> Crónica de un Golpe ¿Es legal el juicio contra Dilma Rousseff?

Durante el acto Rousseff presentó una iniciativa que deberá ser aprobada por el Congreso, para prorrogar por tres años la permanencia de médicos extranjeros en Brasil. 

En la actualidad el programa Más Médicos cuenta con 18 mil 240 médicos extranjeros, en su mayoría cubanos, quienes prestan asistencia médica gratuita a una gran cantidad de brasileños.

Defensa de Rousseff presenta alegatos

En paralelo a la actividad en la que participó la mandataria, la defensa de Dilma Rousseff presentó sus alegatos ante la comisión especial del Senado Federal brasileño que continúa su sesión de trabajo para aprobar o no el juicio político.

El ministro de Hacienda del país suramericano, Nelson Barbosa, aseguró que los argumentos técnicos demuestran que no hay ningún crimen ni responsabilidad por parte de la mandataria de ese país.

Por su parte, el abogado general del Estado brasileño, José Eduardo Cardozo, señaló que el proceso que se quiere aplicar contra la mandataria está viciado en origen y por lo tanto es nulo.

“Hay una clara ilegalidad en la forma como se ha llevado este proceso”, dijo.

El domingo 17 de abril la Cámara de Diputados de Brasil aprobó el pedido de juicio político contra Rousseff, con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes.
El caso pasó a una comisión de 21 senadores, la mayoría de oposición, que tendrá 10 días de debates para escuchar los argumentos de la acusación y la defensa de la presidenta.
Concluidos los debates será votado el informe que elaborará el instructor de la comisión, el opositor Raimundo Lira del Partido del Movimiento Democrático Brasileño. En caso de ser aprobado y recomendar la apertura del juicio político contra Rousseff pasará al pleno del Senado.
Sin embargo, Rousseff ha reiterado que tiene la conciencia tranquila porque no cometió ningún acto ilícito que justifique el juicio político en su contra. Mientras eso ocurre, Temer se ha dedicado a dibujar un un escenario político a su favor frente a una eventual salida de la dignataria del poder.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.