• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Cientos de niñas rohingyas son secuestradas, abusadas y vendidas.

Cientos de niñas rohingyas son secuestradas, abusadas y vendidas. | Foto: Getty

Publicado 19 febrero 2017

La ONU acusó al Ejército birmano de cometer “espantosas atrocidades” contra la minoría musulmana, desde violaciones en grupos, hasta la ejecución de bebés.

Miles de rohingyas huyen del estado de Rajine, en el norte de Myanmar (Birmania), debido a la violencia y persecución que sufren por parte de las Fuerzas Armadas birmanas desde hace décadas.

Una de las víctimas, con tan sólo 13 años, fue secuestrada por traficantes mientras huía junto a su familia del Ejército birmano de Rajine.

“El traficante me dijo que me había vendido a un hombre y yo le pregunté que cómo podía haber hecho eso" señaló la menor quien durante semanas estuvo encerrada en una celda con decenas de niñas, en medio de la jungla cerca de la frontera con Tailandia.

Asimismo, añadió que luego de ser forzada a contraer matrimonio la joven fue trasladada a Kuatan, en la costa este de Malasia, donde sufrió abusos y agresiones por parte de su esposo que también le prohibía contactar con su familia.

Según explicó la niña rohingya, ocho meses después de contraer matrimonio logró hablar con su padre, quien a los pocos días la rescató y huyeron a las afueras de Kuala Lumpur, la capital de Malasia donde actualmente vive con sus padres y sus cuatro hermanos pequeños.

Myanmar niega abusos contra la minoría musulmana

Alrededor de 1,1 millones de rohingyas viven en el norte de Myanmar, en condiciones muy similares al apartheid de Sudáfrica.

La inmensa mayoría de los birmanos son budistas y de la etnia burma, por lo que consideran que los rohingyas, que profesan la fe musulmana, son inmigrantes ilegales procedentes de Bangladés.

La diferencia de raza, lengua y Dioses fueron las razones de su estigmatización.

Por su parte, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Raad al-Husein, acusó al Ejército birmano de cometer “espantosas atrocidades” contra la minoría musulmana, desde violaciones en grupos, hasta la ejecución de bebés, alegando que la campaña militar de Birmania se trata de un “crimen contra la humanidad”.

Los Rohingya más allá del mar

El dato: Los Rohingya tienen prohibido casarse o viajar sin permiso de las autoridades de Birmania y no tienen derecho a poseer tierras ni propiedades.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.