• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Rohani: Iranofobia contribuye a dividir Medio Oriente
Publicado 25 septiembre 2014





En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Rohani afirmó que su país continuará con su programa de desarrollo energético pacífico.  Además instó a la comunidad internacional a combatir las verdaderas raíces del extremismo en Medio Oriente.

El presidente iraní, Hassan Rohani, afirmó este jueves que la hipótesis de que Irán quiere dominar a otros países de Oriente Medio es un mito basado en una "iranofobia", impulsada para sostener las tensiones en la región y ralentizar su desarrollo.

Informó que pese a las sanciones de occidente, a las que calificó como un error estratégico, la República Islámica continuará con su proyecto de energía nuclear con fines pacíficos.

Durante la 69° Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el presidente de Irán, Hassan Rohani, indicó que la política sobre la que se sustenta su gobierno es la interacción constructiva con los vecinos sobre la base del respeto mutuo.

“Es un mito avivado en el marco de un proyecto iranofóbico”, sentenció. 

Rohani condenó la “islamofobia”, como consecuencia de una mayor intervención de fuerzas extranjeras en esta región. “El terrorismo se ha convertido en un fenómeno mundial”, dijo. 

En este sentido infirió que en su país “hay extremismo que recurre en violencia y derramamiento de sangre” y que estos  grupos no hablan un mismo idioma, no tiene el mismo color de piel, ni tiene misma nacionalidad , señalando que “han venido al Oriente Medio desde todos los rincones del mundo con un mismo objetivo: la destrucción de civilización”.

La agresión militar contra Afganistán e Irak y la indebida injerencia en los acontecimientos en Siria son ejemplos patentes de este equivocado enfoque estratégico

Los extremistas del  mundo se han encontrado y han lanzado el siguiente llamado: estar unidos. Preguntándose al respecto: “¿Estamos unidos nosotros contra el terrorismo?”.

El líder iraní enfatizó que el extremismo no es un problema de carácter regional, sino que ha tomado dimensiones mundiales. “Algunos países han ayudado a crearlo, pero ahora son incapaces de enfrentarlo, pagando nuestros pueblos por ello”, apuntó.

Las raíces del extremismo

Rohani indicó que el extremismo es un problema de orden mundial cuya creación y expansión ha sido posible con la ayuda de algunos países.

“El antioccidentalismo es una reacción al racismo de ayer”, dijo al referirse que también “algunos organismos de inteligencia han puesto espadas en manos de dementes”.

El mandatario también destacó las agresiones y la injerencia de la que han sido víctimas en las últimas décadas algunos países de Medio Oriente, entre ellos Irán, que ha sido sancionado por su programa pacífico de generación de energía.

“La agresión militar contra Afganistán e Irak y la indebida injerencia en los acontecimientos en Siria son ejemplos patentes de este equivocado enfoque estratégico”, apuntó.

Acotó que la intervención no pacífica de Occidente en la zona atenta contra la vida de civiles inocentes: “dando lugar a consecuencia conductuales y psicológicas adversas que en este momento se están manifestando en forma de violencia y asesinato en Oriente Medio y el norte de África”.

“La violencia se está propagando a otras regiones del mundo como si fuera una enfermedad”, sentenció.

Tags

Irán ONU

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.