• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los restos mortales de Álvarez fueron honrados en la sede de la Cancillería venezolana, ubicada en Caracas.

Los restos mortales de Álvarez fueron honrados en la sede de la Cancillería venezolana, ubicada en Caracas. | Foto: AVN.

Publicado 5 diciembre 2016

En un artículo, dos diplomáticos que trabajaron con Álvarez, recalcaron el empeño que éste evidenció en el seno de la OEA para abogar por un diálogo sincero entre el Gobierno y la oposición venezolana.

El embajador venezolano Bernardo Álvarez, fallecido el pasado 25 de noviembre, fue un diplomático que destacó en altas lides y siempre defendió sus ideales, compaginados con los de la Revolución Bolivariana, según especialistas en relaciones exteriores y estrechos colaboradores del venezolano.

"Bernardo Álvarez Herrera abordó las relaciones bilaterales y multilaterales como abordó la vida: con brío y con gusto", escribieron el doctor Ángelo Rivero y Olivia Burlingame en un artículo.

Como un "visionario" que tenía capacidades diplomáticas adelantadas a su época, tildaron Rivero y Burlingame al venezolano, quien desempeñó diversos cargos dentro de la Cancillería de su país.

Álvarez, quien estuvo en Washington como embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), supo "construir vínculos, cultivar relaciones duraderas y forjar agendas en común fundamentadas en ideas y principios que ambos pueblos acepten", en referencia a la ciudadanía de Estados Unidos y de Venezuela.

Además, "en Washington, en su función como embajador ante la OEA y con una nueva realidad política y económica en Venezuela, dedicó su tiempo a contrarrestar la campaña política desatada contra Venezuela por varios adversarios, hasta desde el seno del propio organismo regional".

>> ALBA-TCP lamenta fallecimiento de Bernardo Álvarez

En sus últimos meses, se enfocó en la necesidad del diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana para buscar soluciones pacíficas a los problemas urgentes que aquejan a la nación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.