• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Julia Pierson fue elegida en 2013 como jefa del Servicio Secreto de Estados Unidos (Foto: EFE)

Julia Pierson fue elegida en 2013 como jefa del Servicio Secreto de Estados Unidos (Foto: EFE) | Foto: EFE

Publicado 1 octubre 2014

En septiembre una persona armada logró entrar a la Casa Blanca sin que la seguridad del recinto se percatara. Este hecho desencadenó fuertes críticas contra la jefa del Servicio Secreto, Julia Pierson, quien renunció a su cargo.

La directora del Servicio Secreto de Estados Unidos, Julia Pierson, renunció a su cargo este miércoles tras ser criticada por los fallos de seguridad en la Casa Blanca, residencia oficial del presidente Barack Obama. La más reciente fue la entrada ilegal de un ciudadano armado el pasado 19 de septiembre.

"Hoy Julia Pierson, Directora del Servicio Secreto de EE.UU. ofreció su renuncia, y la acepté", dijo la secretaria de Seguridad Nacional, Jeh Johnson. A su vez, informó que el exagente especial a cargo de la división de protección presidencial del Servicio Secreto, Joseph Clancy, asumirá el cargo de director interino. 

Este martes, Pierson respondió por los disparos contra la Casa Blanca en noviembre de 2011 y la penetración ilegal, el 19 de septiembre de este año, de un veterano de Irak con supuestos problemas mentales, llamado Omar J. González, quien logró entrar armado con un cuchillo y acercarse a las dependencias de la familia presidencial, que había abandonado el edificio tan sólo unos minutos antes.

El Servicio Secreto aseguró que el intruso no iba armado y que fue detenido en cuanto cruzó la puerta de entrada, pero este martes Pierson admitió ante el congreso estadounidense la veracidad de los informes del diario local Washington Post que contradecían esa versión.

The Washington Examiner y The Washington Post también revelaron que el 16 de septiembre una persona subcontratada para la seguridad de la Casa Blanca, con historial criminal, compartió un ascensor con el mandatario estadounidense y lo grabó con su teléfono móvil pese a las indicaciones de los agentes para que dejara de hacerlo. Tras el hecho, el hombre fue despedido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.