• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Nemesia Achacollo se desempeñó en su cargo desde 2010.

Nemesia Achacollo se desempeñó en su cargo desde 2010. | Foto: DPA

Publicado 2 septiembre 2015

El presidente Evo Morales aseguró que la ahora extitular es inocente de la corrupción por la que es señalada en el caso del Fondioc.

Tras el escándalo originado en Bolivia por la intervención del Fondo de Desarrollo Indígena Originario Campesino (Fondioc), la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, puso su cargo a disposición para que se facilite la investigación. 

Achacollo se desmarcó de las acusaciones y aclaró que con su renuncia, ocurrida el pasado lunes, se “defenderá desde afuera”, para demostrar que no se llevó “ni un solo peso” de la institución señalada. 

Lea también: Partido MAS trabajará por reelección del presidente Evo Morales

A través de una carta la ahora exministra reiteró su compromiso con el proceso del presidente, Evo Morales y con Bolivia. “Al momento de expresar y reafirmar mi compromiso con el país y este proceso de cambio, presento mi renuncia al cargo de ministra de Desarrollo Rural y Tierras”, manifestó. 

Agregó que mantiene una firme convicción sobre “la política e ideología de lealtad a su liderazgo, que estoy segura que se corresponderá y se continuará apoyando y fortaleciendo desde el lugar donde me encuentre”. 

¿Qué pasó en el Fondo Indígena?

El pasado 25 de agosto, Larissa Fuentes, quien lidera la Junta Interventora del Fondioc, reveló que en la institución operaban a través de una treintena de proyectos “fantasmas”, con los que se obtuvo un monto de 14.514.349,97 bolivianos (2.100.589 dólares). 

Fuentes detalló que el daño económico al Estado boliviano que se ha generado por la malversación de fondos, asciende a 102.253.728 bolivianos (14 millones 500 mil dólares), 30 millones de bolivianos más que el daño denunciado por la Contraloría en febrero de este año tras una auditoría.

EL DATO

En la primera auditoría de la Contraloría llevada a cabo el pasado 23 de febrero, se detectó un daño económico al Estado por 71 millones de bolivianos, a través de 153 proyectos que nunca se llevaron a cabo. Por el caso fueron acusados los exdirectivos del Fondioc Elvira Parra, Marco Antonio Aramayo y Félix Mamani.

56 denuncias se han recibido hasta ahora, como parte de las cuales han sido señalados 90 funcionarios entre campesinos e indígenas. 

Entre las personas vinculadas al caso, están los líderes indígenas Adolfo Chávez y Arturo Chiqueño por los proyectos fantasmas y, Damián Condori, Julia Ramos, Roberto Coraite y Felipa Huanca por falta de descargos en los proyectos.

Fuentes detalló que en el caso de Chávez, este recibió 902,008 bolivianos por el proyecto Fortalecimiento de Capacidades Técnicas de Administración para la Elaboración  y Gestión de Proyectos en las Organizaciones Indígenas de Tierras Bajas, que no se ejecutó.

Evo confía en inocencia de Achocollo

Durante la designación del sucesor de Achocollo en el Ministerio de Desarrollo Rural y de Tierras, César Cocariaco, el Jefe de Estado boliviano aseguró que la ahora exministra es inocente de la corrupción por la que es señalada en el caso del Fondioc.

Morales sostuvo que los verdaderos responsables del caso están entre los directivos de las ocho organizaciones del fondo.

Admitió que “le faltó fuerza y autoridad para cambiar el directorio del Fondioc” , hecho por el que manifestó sentirse arrepentido. 

En ese sentido, el mandatario boliviano adelantó que se establecerá mecanismos para que los culpables por el caso reciban todo el peso de la ley. Además, indicó que se realizarán modificaciones en el decreto que permitió el nacimiento del organismo, para “consolidar su transformación”. 

Por otra parte, organizaciones sociales ven con preocupación la renuncia de Achacollo, entre ellos el presidente interino de la Cámara Agropecuaria del Oriente, Freddy Suárez, quien espera que el acontecimiento no retrase la aprobación de leyes pendientes en el Parlamento boliviano, que tienen como fin beneficiar el sector campesino. 

Lea también: Evo Morales: "EE.UU. usa a la OEA para seguir dominándonos"

En contexto

Achacollo asumió el cargo como ministra de Desarrollo Rural y Tierras en 2010, por lo que la convierte en la tercera persona con mayor tiempo en un cargo público durante la presidencia de Morales. 
De las 22 organizaciones que manejaba en su cartera la exministra, la única que contaba con directorio designado por organizaciones sociales era el Fondioc, que tenía la potestad de tomar sus propias decisiones.
Según cifras del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, la actividad agrícola en Bolivia ha registrado un incremento significativo en los últimos 10 años, pasando de 2,5 millones de hectáreas cultivadas en 2005 a 3,8 millones en 2015.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.