• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Británicos condenaron la imposición de recortes a su economía.

Británicos condenaron la imposición de recortes a su economía. | Foto: Reuters

Publicado 8 julio 2015

Con la expresión “oxi”, miles de jóvenes británicos rechazaron frente al Parlamento el paquete de recortes en el área de vivienda, becas y seguridad social de casi 20 mil millones de dólares en total.

Los británicos salieron a las calles este miércoles para rechazar frente al Parlamento los nuevos recortes que impondrá el ministro del Tesoro de Gran Bretaña, George Osborne, reseñó Sputnik News.

Se trata del recorte a las ayudas de vivienda a los británicos de entre 18 a 21 años de edad y la eliminación de becas de hasta cinco mil euros (unos cinco mil 499 dólares) a los estudiantes de menos ingresos monetarios, explicó El Mundo. En ese orden, la supresión de 15 mil millones de euros (unos 16 mil 497 millones de dólares) en seguridad social y en los subsidios a los trabajadores con bajos ingresos.

Lee: “Después del voto griego por el NO, ¿Europa escuchará a su gente?”

Para el estudiante de Física en la Universidad de Queen, de 18 años James Hodgkiss, que participó en la Asamblea Popular Contra la Austeridad" este presupuesto de verano es un jarro de agua fría para los jóvenes", citó el rotativo español.

Con la expresión “¡Oxi a Osborne!”, los ciudadanos británicos manifestaron para lograr una “rotunda victoria del 'no'”, aseveró  el pasado martes a Sptunik News la vocera de la Asamblea Popular, Ramona McCartney. 

El secretario nacional de la Asamblea Popular, Sam Fairbairn informó a través de un comunicado que "Osborne va a anunciar nuevos recortes que golpearán con más dureza a los más pobres de la sociedad, los griegos han votado dos veces en rechazo de la austeridad y esto inspirará a millones de europeos a hacer lo mismo, la gente de Reino Unido dirá: ¡Oxi! a Osborne".

Lee también: “Tsipras: Queremos un acuerdo en el que no paguen los pobres”

Por su parte el ministro Osborne manifestó que “somos un país de grandes ambiciones y se acabó la irresponsabilidad”, al tiempo que le sentenció a los jóvenes que lo que les queda es “aprender a ganarse el pan”.

En su discurso, detalló que “vamos a pasar de una cultura de altos impuestos y alto gasto social a otra de bajo gasto social y bajos impuestos”. Además prometió un “salario vital” de 10, 05 euros (unos 11,16 dólares) para el ciudadano común (y una congelación del sueldo a los funcionarios por otros cuatro años).

Le puede interesar: “El BRICS lanza la contraparte al Fondo Monetario Internacional “


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.