• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los partidos de la oposición temen que el gobierno quiera hacer valer sus poderes para modificar leyes sin el escrutinio de los legisladores.

Los partidos de la oposición temen que el gobierno quiera hacer valer sus poderes para modificar leyes sin el escrutinio de los legisladores. | Foto: Reuters

Publicado 13 julio 2017

El gobierno conservador, que no tiene mayoría en el parlamento, enfrentará ahora una batalla para que la ley sea aprobada en el congreso. 

Tras un año de la votación a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, el Gobierno de Theresa May presentó este jueves en el Parlamento el proyecto de ley para derogar las leyes europeas y así poder convertirlas en británicas. 

La publicación del texto legislativo, conocido como Ley de la Gran Derogación, fue un trámite formal ya que el proyecto será debatido oficialmente en otoño, una vez que los partidos evalúen su contenido y decidan si presentan enmiendas.

>> May: el objetivo es trabajar por todos en el Reino Unido

La Ley de Derogación constituye "uno de los textos legislativos más importantes" de la historia y "una etapa mayor en el proceso de salida de la UE", insistió David Davis, ministro a cargo del Brexit.

Con este proyecto, el Gobierno ha confirmado que no tiene intención de incorporar a la legislación británica la Carta de los derechos fundamentales de la Unión Europea (2009), algo a lo que los laboristas ya habían indicado que se van a oponer.

La oposición también exigió garantías de que no aprovechará el paso para derogar, por ejemplo, las protecciones de los trabajadores del derecho europeo.

Previendo estas dificultades, Davis instó a los parlamentarios a trabajar "juntos, por el interés nacional", en aras de "tener un corpus legislativo que funcione cuando dejemos la Unión Europea". 

>> Primera ministra británica invita a partidos a trabajar juntos


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.