• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Un novillero colombiano practica con el capote mientras completaba su día 28 de huelga de hambre indefinida. (Foto: EFE)

Un novillero colombiano practica con el capote mientras completaba su día 28 de huelga de hambre indefinida. (Foto: EFE)

Publicado 3 septiembre 2014

La prohibición de las corridas fue decretada por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en junio de 2012 para reivindicar los espacios públicos con "actividades de vida y no de muerte", pero la Corte Constitucional decidió que no existe una norma legal que imponga la prohibición de espectáculos taurinos.

La Corte Constitucional de Colombia ordenó este martes el regreso de las corridas de toros a la Plaza de La Santamaría de Bogotá, luego de que esta actividad fuese prohibida por el alcalde Gustavo Petro en junio de 2012.

La Corporación Taurina introdujo un recurso de amparo en el tribunal, el cual falló en favor de esa institutción, debido a que el alcalde bogotano rescindió el contrato de arrendamiento de la plaza al reivindicar los espacios públicos para "actividades de vida y no de muerte".

De acuerdo al magistrado Mauricio González, la Corte encontró "que no existe una norma legal que imponga la prohibición general de los espectáculos taurinos".

Según el tribunal, las autoridades de Bogotá deberán disponer lo necesario para la reanudación del espectáculo taurino en un plazo de seis meses y adoptar mecanismos contractuales y administrativos que garanticen la continuidad de la tauromaquia.

A comienzos de este mes, un grupo de novilleros colombianos hizo una huelga de hambre de varios días frente a la Plaza de La Santamaría para pedir por el regreso de la tauromaquia a Bogotá, con el pretexto de que la prohibición vulnera su derecho a libre expresión y al trabajo.

Por otra parte, organizaciones defensoras de los derechos de los animales han apoyado la decisión del alcalde Petro de vetar las corridas en la capital colombiana. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.