• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los mineros artesanales y líderes de la protesta aseguraron que radicalizarán la protesta el lunes. (Foto: JaimeteleSUR)

    Los mineros artesanales y líderes de la protesta aseguraron que radicalizarán la protesta el lunes. (Foto: JaimeteleSUR)

Publicado 19 abril 2014

Pobladores de la región amazónica peruana Madre de Dios (al sureste) mantienen, desde hace más de 25 días, una huelga indefinida contra el Gobierno de ese país suramericano, que declaró a la región como zona de narcotráfico, restringiéndoles el envío de combustible.

El corresponsal de teleSUR en Perú, Jaime Herrera, informó que “los pobladores rechazan que declararon a Madre de Dios como zona de narcotrafico”, ya que estos aseguran que “por el contrario desarrollan otro tipo de actividades como la minería artesanal, la agricultura y la extracción del caucho de castaño, que es lo que les genera ingresos y recursos”.

Tras la medida del Gobierno peruano de declarar la región como zona de narcotráfico se ha limitado el suministro de combustible.

El presidente comité de lucha Madre de Dios, Percy Núñez, señaló que “cuando se limita el combustible es como limitar el aire, porque entenderá que la limitación de combustible hace que se evite la producción del campo maderero, del campo agrícola, del campo castañero, turístico, y del campo fluvial, o sea una serie de actividades laborales colaterales al tema que lamentablemente lo sindican como minería ilegal”.

El periodista indicó que según dirigentes y pobladores de la zona “darán una especie de tregua durante la semana santa pero continuarán con sus reclamos el día lunes”, cuando realizarán nuevas movilizaciones y reclamos.

Vía Crucis como medio de lucha

Mineros, comerciantes, transportistas, agricultores y pobladores en general hicieron un vía crucis de semana santa, para representar el sufrimiento que miles de sus compañeros viven.

Felipe Guzmán, un minero artesanal, dijo que "nosotros mismos creamos nuestro trabajo, y al contrario nos vienen a bombardear a malograr nuestra maquinaria, queman nuestro campamento, mandan a los policías a matarnos, no es justo, el Gobierno debería crear el trabajo, cuidarnos como su hijo, para eso lo hemos nombrado, no es para que nos maltrate".

Por su parte, Mari Tamashira, una pobladora de la región, señaló que se siente "muy ofendida (por el nombramiento de zona de narcotráfico), muy humillada y me duele en el corazón y le voy a decir señor periodista, soy de esta tierra y no me gusta que lo mancillen de esta manera, un pueblo pacífico".

A mas de 25 días de huelga en Madre de Dios, la escasez de productos esenciales de acentúa. Los pobladores de esta zona acordaron continuar con sus reclamos, radicalizarán sus medidas de lucha a partir del lunes próximo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.