• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las labores fueron suspendidas temporalmente tras el movimiento telúrico de este sábado.

Las labores fueron suspendidas temporalmente tras el movimiento telúrico de este sábado. | Foto: EFE

Publicado 23 septiembre 2017

La alcaldía informó que al menos en cinco zonas de la ciudad continúa el proceso de rescate, incluido un edificio que colapsó en Roma-Condesa (centro).

Las labores de rescate en Ciudad de México reanudaron este sábado tras un nuevo temblor de magnitud 6,1 grados que provocó gran nerviosismo entre la población. 

La alcaldía informó que al menos en cinco zonas de la ciudad continúa el proceso de rescate, incluido un edificio que colapsó en Roma-Condesa (centro), cuyas labores fueron suspendidas temporalmente tras el movimiento telúrico de este sábado. 

Protección Civil de la ciudad escribió en Twitter que hasta este sábado se habían rescatado a 69 personas de los inmuebles colapsados luego del temblor del pasado martes. 

El Servicio Sismológico Nacional informó que el nuevo movimiento tuvo su epicentro en el sureño estado de Oaxaca, golpeado el 7 de septiembre por otro terremoto de magnitud 8,2 grados. 

Hasta este sábado sumaban 305 muertos por el sismo del martes: 167 en Ciudad de México, 73 en el estado de Morelos, 45 en Puebla, 13 en Estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca, según datos de Protección Civil federal.

Las dos víctimas de este sábado son dos mujeres de 83 y 52 años, quienes murieron por un infarto.

Testimonio
"Esta vez ya no sentimos que se moviera el piso, será que ya después del otro estamos acostumbrados", manifestó Pablo Martínez, quien desalojó su edificio en Ciudad de México con su hija de seis años en brazos.

Puebla solidaria ante abandono gubernamental 

En San José del Platanar, una pequeña localidad del municipio de Cohetzala (Puebla), ningún representante de Protección Civil ha llegado para evaluar los daños en sus viviendas, denunciaron sus habitantes.

Decenas de familias duermen en la cancha de usos múltiples y otras en los patios de lo que fueron sus casas. Hay algunos que sin medir el riesgo permanecen dentro de ellas.

“No sé qué funcionario vaya en él (helicóptero), pasó aquí encima de nosotros. Es una impotencia la que siente uno. No es posible que la sociedad esté llegando con tanta ayuda y que no puedan llegar los de Protección Civil”, denunció Héctor Guzmán Nájera, edil auxiliar de esa localidad, citado por Proceso.

Los víveres, cobijas y artículos de limpieza, así como la ayuda para remover escombros, llegaron por parte de la sociedad civil que cubrió la ausencia de autoridades estatales y federales.

Lo mismo ocurrió en Ixcamilpa, en Chietla, en Alpanocan, en Tecuanipa, Huaquechula, Atencingo, Atzitzihuacán, San Francisco Xochiteopan, Cohetzala, y otras localidades.

Cientos de viviendas de adobe colapsaron y otras más presentan derrumbes y enormes grietas, y desde el día del terremoto algunas no tienen luz ni agua.

Los pobladores, apoyados con vecinos de comunidades cercanas, tomaron picos y palas para rescatar los cuerpos de 12 personas que quedaron atrapadas bajo los escombros.

Estrés postraumático

El psicólogo Benjamín Domínguez Trejo explicó a la agencia EFE que la mayoría de la población que vivió el temblor del 19 de septiembre ya sufre o sufrirá síndrome de estrés postraumático, que en condiciones adecuadas disminuirá o desaparecerá luego de tres meses.

El exceso de energía, que impide conciliar el sueño, o revivir escenas traumáticas de manera involuntaria (del temblor) son algunos de los síntomas del estrés postraumático.

"Sentir miedo después de un terremoto es una reacción normal de protección"; el desafío para la salud pública es que alrededor del 20 por ciento pueden persistir con esta condición hasta por 20 años, precisó el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.