• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los Reales conquistan el cetro que les fue esquivo en la temporada pasada ante los Gigantes de San Francisco.

Los Reales conquistan el cetro que les fue esquivo en la temporada pasada ante los Gigantes de San Francisco. | Foto: @losreales

Publicado 2 noviembre 2015

Kansas City se corona luego de 30 años y se consolida como una de las novenas más consistentes de las últimas tres temporadas. El receptor venezolano Salvador Pérez fue el jugador Más Valioso de la serie que culminó en cinco choques.

Los Reales de Kansas City se lograron sacar la espina de la pasada campaña y se coronaron en una temporada fantástica al alcanzar este domingo su segundo título de Serie Mundial.

En la jornada dominical, el equipo del centro de Estados Unidos desplegó toda su ofensivas para vencer 7 por 2 a los Mets de Nueva York, y ganarles así la serie 4-1.

Cuando todo parecía indicar que los metropolitanos forzarían, al menos, un sexto desafío, los Reales sacaron el extra y se impusieron en el inning 12 para conquistar el campeonato que no alcanzaban desde 1985.

 

El abridor de los neoyorkino Matt Harvey estuvo encaminado a completar una salida brillante hasta la reacción de los de Kansas en el noveno capítulo, cuando empataron a dos carreras. Un racimo de cinco anotaciones más, fabricadas en la duodécima entrada resultó fulminante.

Nuevamente la fortuna estuvo del lado de los Reales, pues durante toda la postemporada vinieron de atrás para conseguir las victorias y esta vez no fue la excepción, más allá de su buena defensa y bateo oportuno que, sin duda, fueron claves en el título.

El pitcheo de Kansas también hizo el trabajo. Su iniciador, el dominicano Edison Volquez, lanzó el quinto juego por espacio de seis entradas y logró contener la ofensiva del equipo de la gran manzana a tan sólo dos anotaciones.

 

Lea también: Cachorros de Chicago: 70 años sin Serie Mundial

En dato:
Edison Volquez sólo permitió dos imparables, dos carreras, dio cinco bases por bolas y abanicó a cinco bateadores rivales, luego de regresar al equipo tras asistir al funeral de su padre en su tierra natal.

 

Otro de los jugadores clave en este triunfo de los Reales fue el receptor venezolano Salvador Pérez, quien se alzó con el premio de jugador Más Valioso de la serie, gracias a su gran labor detrás del plato y su bateo oportuno (promedio de 364).

El suramericano fue el primer receptor en ganar el premio desde que Pat Borders lo hiciera con los Azulejos de Toronto en 1992. Asimismo, emuló a su compatriota Pablo Sandoval, quien también recibió el reconocimiento el año pasado cuando precisamente los Reales cayeron ante los Gigantes de San Francisco.

 

De esta forma, los actuales monarcas acaban con una sequía de 30 años sin celebrar un campeonato y se establecen como una de las novenas más sólidas durante los últimos tres años.

A su vez, el Manager Ned Yost consiguió su primera Serie Mundial como piloto. Siendo coach de los Bravos de Atlanta logró su primer anillo en 1995.

Los Mets, por su parte, se quedaron una vez más en el camino y ahora deberán esperar hasta 2016 para buscar también poner fin a la cadena adversa de tres décadas sin celebrar el triunfo en la Serie Mundial.

Vea además: Cabrera logra campeonato de bateo y alcanza récord de Clemente

En contexto: 
Los Reales de Kansas City llegaron a la Serie Mundial luego ganar su división en la temporada regular y dominar en la postemporada a los Astros de Houston y, posteriormente, a los Azulejos de Toronto.
Su último título mundial lo consiguieron en 1985 luego de derrotar a los Cardenales de San Luis en siete juegos. El manager campeón de aquella gesta fue Dick Howser.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.