• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Se trata del primer encuentro que ambos jefes de Estado sostienen en territorio norteamericano.

Se trata del primer encuentro que ambos jefes de Estado sostienen en territorio norteamericano. | Foto: EFE

Publicado 29 septiembre 2015

El encuentro se realizó después de que ambos mandatarios se pronunciaran ante la ONU por el levantamiento del bloqueo de EE.UU. contra Cuba.

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, sostuvieron este martes su primera reunión tras el restablecimiento de las relaciones diplomática entre esos dos países, el pasado 20 de julio. 

El encuentro, celebrado de forma paralela al 70 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, transcurrió en un ambiente respetuoso y constructivo, y fue propicio para abordar temas como la reciente visita del papa Francisco a sus respectivos países. 

Según detalló en conferencia de prensa el canciller cubano, Bruno Rodríguez, ambos mandatarios coincidieron en la necesidad de continuar trabajando en la agenda bilateral fijada entre las dos naciones, la cual incluye áreas de beneficio mutuo y para terceros países, como el caso de Haití. 

Al mismo tiempo, el dignatario cubano ratificó la voluntad de su país de trabajar para construir un nuevo tipo de relaciones entre ambas naciones, basadas en respeto y la igualdad soberana.

El levantamiento del bloqueo se mantiene como tema medular

De acuerdo con Rodríguez, el jefe de Estado antillano también reiteró la necesidad del levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU. contra Cuba hace más de medio siglo. 

El canciller señaló que el bloqueo persiste en su totalidad, está en completa aplicación y no ha sido en lo absoluto modificado. La marcha del proceso dependerá del levantamiento de esa política. El 27 de octubre próximo la delegación cubana presentará en la ONU el proyecto de resolución titulado: “La necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EE.UU. a Cuba”, que año tras año recibe el respaldo casi total de la llamada comunidad internacional. 

Recuerde→ Bandera cubana ondea en embajada en EE.UU. después de 54 años 

Resaltó que el bloqueo tiene una grave dimensión humanitaria, porque implica una violación flagrante de los derechos humanos de todas las familias cubanas, de reglas universales, del derecho internacional y de los principios y propósitos de la carta de Naciones Unidas, “no abra normalización con bloqueo”.

Durante dos discursos ofrecidos en la Asamblea General de la ONU, el jefe de Estado cubano había exigido el fin del bloqueo, el cual ha causado graves daños económicos a la isla caribeña. 

Al mismo tiempo, demandó la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de Guantánamo y el cese de transmisiones ilegales de radio y televisión hacia su país, como pasos necesarios para la normalización de relaciones con la nación norteamericana.

A su vez, Obama también se mostró a favor del levantamiento del bloqueo, por ser una medida que “ya no tiene cabida”, e instó nuevamente al Congreso de su país a poner fin a esa política contra la isla, al apuntar que no dio los resultados esperados.

La reunión de este martes sigue al histórico encuentro sostenido entre los dos presidentes en abril pasado, durante la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá. 

Vea aquí→ Lo que dijo Kerry en la reapertura de la embajada de EE.UU. en Cuba

CONTEXTO

Estados Unidos rompió formalmente sus relaciones diplomáticas con la isla en enero de 1961, con la intención de derrocar la Revolución cubana. Tras más de medio siglo de ruptura, Raúl Castro y Barack Obama anunciaron de forma simultánea, el 17 de diciembre de 2014, la decisión de iniciar el proceso para restablecer los nexos diplomáticos. 

Como parte de su mensaje en esa jornada, el mandatario norteamericano reconoció que la política de bloqueo no ha dado resultados, y comenzó a pronunciarse a favor de su eliminación. 

Desde entonces, Washington realizó acciones paulatinas para actuar en correspondencia con esa determinación. El 16 de enero de este año, levantó ciertas restricciones comerciales, así como los viajes de determinados grupos estadounidenses a la isla. 

En abril, cuando se realizó la VII Cumbre de las Américias, Cuba participó por primera vez desde que se creó este encuentro en 1994. La presencia del país caribeño fue aplaudido por el mundo al ver el acercamiento que se iba enfatizando entre esta nación y EE.UU., que quedó reflejado el histórico encuentro entre los mandatario, quienes se dieron un apretón de mano.

El 29 de mayo, EE.UU. eliminó oficialmente a Cuba de su lista de países que patrocinan el terrorismo, en la cual la había incluido en 1982, bajo el argumento de que servía supuestamente de refugio a militares de la organización vasca ETA y ofrecía apoyo a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Casi dos meses después, el 20 de julio, se produjo la reapertura de las respectivas embajadas y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Al acto protocolar realizado en la sede cubana en Washington asistió el el ministro de Relaciones Exteriores de la nación antillana, Bruno Rodríguez, en la primera visita oficial que realizaba un canciller cubano a Estados Unidos luego del triunfo de la Revolución, en 1959. 

El acto oficial de la reapertura de la legación estadounidense en Cuba se celebró el 14 de agosto y contó con la presencia del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, tras más 70 años sin que alguien con este cargo visitara la isla. “El camino hacia unas relaciones completamente normales es largo, pero es por eso que se debe empezar ahora”, expresó en ese momento. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.