• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Raúl Castro recibió al patriarca ruso en el Palacio de la Revolución.

Raúl Castro recibió al patriarca ruso en el Palacio de la Revolución. | Foto: Cuba Debate

Publicado 12 febrero 2016



Se espera que arribe a Cuba el papa Francisco para sumarse a la reunión con Kirill, que tendría carácter histórico.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, recibió al patriarca ortodoxo de Rusia, Kirill, en el Palacio de la Revolución en La Habana. Kirill comenzó una histórica gira por los países de América Latina.

El corresponsal de teleSUR en la isla, Alien Fernández, informó que en la reunión que sostienen en privado el principal tema a tratar será las relaciones que mantiene la iglesia ortodoxa con el Estado cubano. 

El otro punto de la agenda del día es el encuentro que Kirill sostendrá, a las 2:00 de la tarde (hora local), con el papa Francisco. Se espera que las autoridades de las iglesias den una declaración conjunta e intercambien regalos después del encuentro privado que llevarán a cabo. Allí está prevista la presencia del presidente cubano "como un símbolo de la buena voluntad de Cuba, un espacio para que se encuentren esas instituciones religiosas". 

Tras el encuentro en el Palacio de la Revolución, el presidente cubano y el patriarca intercambiaron obsequios. Raúl Castro le entregó un cuadro de Alexis Leyva Machado.

El dato: El encuentro entre el Patriarca ruso y el Papa Francisco será la primera reunión en casi un milenio desde el gran cisma en el Cristianismo o la ruptura entre el Occidente y el Oriente, en el año 1054.

A su llegada, el patriarca visitó el Memorial José Martí en la Plaza de la Revolución, donde rindió los honores correspondientes. 

 

En contexto: 

El principal tema que sigue sin resolverse entre ambas Iglesia es el conflicto entre los ortodoxos y los adeptos de la Iglesia greco-católica (uniatas) de Ucrania, la cual cumple el rito ortodoxo pero reconoce la primacía universal del Papa. 

La llegada del Papa Francisco y de Kirill, tras la muerte de Alejo II, es lo que ha permitido el comienzo de un verdadero diálogo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.