• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 1 febrero 2016

Los presidentes de ambas naciones firmaron un tratado de seis puntos en París, para mejorar las relaciones diplomáticas.   

El presidente cubano, Raúl Castro, firmó con su par francés, Francois Hollande, un acuerdo de seis puntos que le permitirá, entre otros aspectos, afianzar la deuda que tiene la isla con la nación gala, además de afianzar la ruta económica. 

Los acreedores del Club de París condonaron unos 8 mil 500 millones de dólares en pagos de intereses de la deuda cubana de 11 mil 900 millones de dólares, que incluyen cuatro mil millones en pagos a Francia.

En su intervención, Castro hizo énfasis en este punto y dijo que ahora se crean condiciones más favorables para el desarrollo de las relaciones financieras y la ejecución de nuevos proyectos entre ambas naciones.  

Vea→ Así fue la gira de Raúl Castro en Francia para consolidar acuerdos

El acuerdo bilateral que se firmó este lunes, permitirá que parte del capital que Cuba aún le debe a Francia sea convertido en financiamiento para nuevas inversiones. 

 

 

El Jefe de Estado cubano enfatizó que la reunión se dio bajo un clima cordial y de respeto mutuo, en la que desarrollaron conversaciones fructíferas y ratificaron la voluntad de ampliar las relaciones en todas sus dimensiones.

Castro agregó que suscribieron una agenda económica bilateral que representa un importante mecanismo conjunto para la proyección, el seguimiento y la promoción de los vínculos económicos y comerciales de cooperación, que incluso ha sido planteado a mediano y largo plazo.  

El mandatario de la isla caribeña agradeció el liderazgo de Francia en el fomento de la construcción de una nueva etapa en las relaciones de Cuba con la Unión Europea, según anunció su par, Francois Hollande. 

Lea también→ Francia destaca alto nivel de relaciones con Cuba

Asimismo, Castro manifestó su afecto por el apoyo de Francia en el levantamiento del bloqueo económico que los Estados Unidos aún mantiene contra Cuba, a pesar del restablecimiento de las relaciones que se inició en el 2014 entre esas dos naciones y que actualmente se encuentra en una fase de normalización.  

Por su parte, Hollande expresó su “deseo” de que La Habana pueda participar plenamente en la comunidad internacional. “Hoy es una nueva página en la historia entre, Francia y Cuba, incluso entre Europa y Cuba. Francia hará todos los esfuerzos a nivel de la Unión Europa para que se puedan superar todos estos obstáculos”. 

 

El mandatario francés emplazó que su país está buscando comprometerse más con la isla, por lo que en los próximos meses se llevará a cabo en La Habana “el mes de la cultura francesa”.

Comentó que 15 mil cubanos ya están inscritos para aprender la lengua francesa y que están reforzando los intercambios entre las universidades y 14 establecimientos franceses. 

Además, Hollande destacó la cooperación significativa que ha tenido Cuba en materia de investigación de medicina, “Cuba envía sus médicos en cada crisis y queremos ayudar a Cuba para contrarrestar el virus del Zika. La isla aporta una característica singular al mundo”.

Por ultimo, destacó el papel de La Habana en los diálogos de paz que desarrolla el Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de ese país (FARC).

 

La cita entre los presidentes fue en el Palacio del Elíseo de la capital francesa, donde se reunieron en privado, para sellar las relaciones de cooperación. 

Este encuentro se dio en el marco de una visita de Estado que realiza Castro a Francia por invitación del Ejecutivo galo y que durará dos días. 

Más temprano, el presidente cubano fue recibido oficialmente con una ceremonia en el Arco del Triunfo, en presencia de la ministra francesa de Ecología, Desarrollo Sostenible y Energía, Ségolène Royal. 

Se trata del primer viaje de un Presidente cubano a Francia desde que su hermano Fidel Castro lo hizo en 1995, en el tramo final de la presidencia de François Mitterrand, y responde a la visita que Hollande realizó a la isla en mayo de 2015.

Tras la firma de diversos acuerdos y una breve declaración conjunta a la prensa, sigue una cena de Estado, también en el Palacio del Elíseo.

Conozca los objetivos de la visita AQUÍ

Cuba “es un país que se abre y queremos formar parte de esa apertura”, señaló una fuente diplomática francesa antes de la visita.

 

El Gobierno galo recibió con los más altos honores al líder cubano, de 84 años. La bandera cubana ondeaba desde hace días en los emblemáticos Campos Elíseos parisinos. El protocolo para la visita incluye un banquete en el Palacio presidencial. 

 

El martes se reunirá con la directora general de la Unesco, Irina Bokova; el presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone; el presidente del Senado, Gérard Larcher; la alcaldesa de París, Anne Hidalgo; y con el primer ministro, Manuel Valls; según la agenda prevista. 

Después de esos encuentros, Raúl Castro realizará una visita al Museo del Hombre, cuya remodelación concluyó recientemente.

Acompaña al jefe de Estado cubano una delegación integrada por Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros; Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores; y Rodrigo Malmierca, titular de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

También forman parte de la representación Rogelio Sierra, viceministro de Relaciones Exteriores; y Héctor Igarza, embajador de Cuba en Francia.

Contexto

En mayo de 2015 Hollande realizó una gira por el Caribe que lo llevó a San Bartolomé, San Martín, Martinica, Guadalupe, Cuba y Haití.

El viaje a la mayor de las Antillas resultó, en opinión de expertos, el plato fuerte de su gira. Fue la primera visita oficial de un jefe de Estado galo a esa nación caribeña, reseña Prensa Latina. 

Autoridades cubanas y francesas han reiterado la existencia de un contexto más favorable para profundizar las relaciones bilaterales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.