• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Mariano Rajoy se encuentra este martes con familiares de víctimas de accidente aéreo de 2003.

Mariano Rajoy se encuentra este martes con familiares de víctimas de accidente aéreo de 2003. | Foto: EFE

Publicado 31 enero 2017

Mariano Rajoy recibe a los familiares de las víctimas del accidente del avión Yak-42, cuando está a punto de cumplirse un mes del dictamen del Consejo de Estado que responsabilizó de ese accidente al Ministerio de Defensa

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se reúne este martes con los representantes de la Asociación de Víctimas del accidente del avión Yak-42, ocurrido en 2003, y que provocó la muerte de 62 militares españoles cuando regresaban de participar en una misión internacional en Afganistán.

Rajoy realiza esta entrevista en el Palacio de la Moncloa a petición de los familiares de las víctimas y cuando está a punto de cumplirse un mes del dictamen del Consejo de Estado que responsabilizó de ese accidente al Ministerio de Defensa, entonces encabezado por Federico Trillo.

Este dictamen provocó que se acelerara la salida de Trillo como embajador en Londres y que la actual titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, en una comparecencia en el Congreso el pasado 16 de enero, pidiera "perdón en nombre del Estado" por el hecho de que el Ministerio no hubiera reconocido con anterioridad su responsabilidad en el accidente.

El accidente del Yak-42

El accidente del Yak-42 en 2003 es la mayor tragedia que ha sucedido en las Fuerzas Armadas españolas en tiempo de paz. El avión se estrelló cerca del aeropuerto de Trebisonda, donde se disponía a realizar una escala técnica. La aeronave tenía como destino final la Base Aérea de Zaragoza; traía a casa a militares destinados en la misión internacional que España desempeña en Afganistán y en Kirguizistán, donde habían pasado cuatro meses. El 24 de mayo había partido de Kharkiv (Ucrania) y había realizado escalas en las bases aéreas españolas de Zaragoza y Torrejón de Ardoz (Comunidad de Madrid) y en Estambul (Turquía).

Según el informe de la Comisión de Investigación del caso en Turquía, el piloto no siguió la ruta establecida por el aeropuerto turco para la aproximación en el primer intento de aterrizaje y tuvo que abortarlo. Antes del segundo intento, al piloto se le pidió que subiese a 6.000 pies, pero se elevó a más altura, a 6.200, y "cruzó la vertical de navegación del aeropuerto hacia el sur", donde estaban las montañas donde se estrelló.

El proceso judicial por el accidente del Yak-42 se inició con la investigación del estado del avión y comenzó en octubre de 2003 gracias a la denuncia de Asociación de Familiares. La demanda se rechazó en la Audiencia Nacional, al afirmar que habían cumplido con los tramites legales y que el mismo sistema de subcontratas se había seguido en otras 43 ocasiones. En 2012 fue el juez Grande-Marlaska quien dijo que "no fueron las circunstancias de mantenimiento de la aeronave las causas, ni directas ni indirectas del siniestro, sino la preparación completa de la tripulación para maniobrar en el aeropuerto" de las características del de Trebisonda.

En el caso de las identificaciones, el juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, condenó en 2009 al general Vicente Navarro por un delito de falsedad de documento oficial -tres años de cárcel y dos años de inhabilitación-. El comandante José Ramón Ramírez y el capitán Miguel fueron condenados como cooperantes a un año y medio de prisión cada uno y un año de inhabilitación extra. Además, debían indemnizar a los herederos de cada uno de los 30 militares mal identificados con 10.000 euros.

Las familias han recurrido a Estrasburgo, al Tribunal de Derechos Humanos, para intentar reabrir las causas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.