• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Desde inicios de 2020 los trabajadores petroleros han protagonizado diversas acciones contra la administración de Petrobras, que promovió despidos masivos.

Desde inicios de 2020 los trabajadores petroleros han protagonizado diversas acciones contra la administración de Petrobras, que promovió despidos masivos. | Foto: EFE

Publicado 24 marzo 2020



Blogs



La pandemia llegará al momento más crítico en las próximas semanas, cuando miles de brasileños ya estarán infectados.

La Federación Única de los Trabajadores Petroleros (FUP) denunció este martes que una huelga sanitaria será inevitable en Petrobras por el régimen que impone la paraestatal a sus trabajadores, al minimizar la pandemia de Covid-19.

LEA TAMBIÉN

Brasileños realizan nuevo “cacerolazo” contra Bolsonaro

De acuerdo con la FUP, la administración de la empresa impone jornadas exhaustivas para proteger sólo a los sectores económicos, a pesar del avance del nuevo coronavirus.

“Castello Branco y sus gerentes actúan de la misma manera que el loco gobierno de Jair Bolsonaro, al que sirven. Subestiman los efectos devastadores de la pandemia y sacrifican a los trabajadores para proteger a los sectores económicos que aún lo apoyan políticamente”, asegura el comunicado.

De acuerdo con la información proveída por la organización, los directores y gerentes de Petrobras están en cuarentena en sus hogares al tiempo que los petroleros deben mantener la producción a cualquier costo.

Asimismo, en las zonas mar adentro los trabajadores permanecen confinados durante siete días en una habitación de hotel, lejos de la familia, antes de embarcarse en las plataformas, donde deben permanecer durante 21 días.

Por su parte, en las refinerías y terminales, cumplen turnos ininterrumpidos de 12 horas, a pesar de las medidas de control sanitario que las organizaciones sindicales ordenan. La situación es aún peor para los trabajadores subcontratados, cuyas precarias condiciones de trabajo son ignoradas por la gerencia.

Petrobrás, en cambio, se ha negado a discutir propuestas para mejorar el panorama y desestimó reclamaciones como la suspensión temporal de la producción y la participación en comités nacionales y regionales de gestión de crisis de coronavirus.

“En lugar de negociar las medidas necesarias para contener el avance de la pandemia, las administraciones aprovechan la situación de vulnerabilidad de los trabajadores para tratar de intimidar a la categoría, anunciando despidos y castigos de los huelguistas. Un incumplimiento flagrante del acuerdo que fue aprobado por el Tribunal Superior del Trabajo (TST), hace menos de un mes”asevera la FUP.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.