• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Abdelaziz Chaambi, activista contra el racismo en Francia, denunció que la población árabe que vive en ese país es utilizada por los políticos como estrategias para desviar la atención de la ciudadanía de los problemas reales que afronta la sociedad gala (Foto: Archivo)

    Abdelaziz Chaambi, activista contra el racismo en Francia, denunció que la población árabe que vive en ese país es utilizada por los políticos como estrategias para desviar la atención de la ciudadanía de los problemas reales que afronta la sociedad gala (Foto: Archivo)

Publicado 4 abril 2014

Un informe presentado por la Comisión Nacional Consultiva de Derechos Humanos (Cncdh) revela un incremento importante de las tendencias racistas y xenofóbicas en Francia, según reportes de medios locales.

En ese sentido, un 35 por ciento de las franceses encuestados en 2013 reconoce que es abiertamente racista; cantidad contrastada con el 29 por ciento que reveló serlo “un poco"; durante sondeos realizados por el Instituto de encuestas BVA durante 2012.

Sobre este punto, un 74 por ciento de los consultados considera que Francia alberga a demasiado migrantes; porcentaje que contrasta con el 47 por ciento de la consulta realizada en 2009.

El informa también detalla que los gitanos, provenientes de Rumanía y Bulgaría; así como comunidades musulmanas de origen árabe son víctimas recurrentes de la exclusión en Francia, incluso a escala gubernamental; como denuncio la presidenta de la Cncdh, Christine Lazenger.

Por su parte, Abdelaziz Chaambi, activista contra el racismo en Francia, denunció que la población árabe que vive en ese país es utilizada por los políticos como estrategias para desviar la atención de la ciudadanía de los problemas reales que afronta la sociedad gala; tales como el desempleo, la crisis económica o la pobreza.

Este informe fue dado a conocer pocos días después de los resultados en las elecciones municipales que se celebraron en ese país; donde el Frente Nacional (conocido por sus posturas racistas) obtuvo la mayoría de los cargos.

Según cifras oficiales, cerca del diez por ciento de las personas que viven en Francia (unos 62 millones de personas), son de tendencia religiosa musulmana; y son víctimas comunes de exclusión.

Desde 2004 una ley vigente impide el uso de símbolos religiosos en instalaciones de administración pública; entre ellas se incluyen el velo islámico.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.