• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El exsicario de Pablo Escobar espera libertad condicional (Archivo)

    El exsicario de Pablo Escobar espera libertad condicional (Archivo)

Publicado 26 agosto 2014

El exjefe de sicarios de Pablo Escobar, Joh Jairo Velásquez, afirma que hay una larga lista de empresarios y políticos que lo resguardaban de sus enemigos en las cárceles. 

Uno de los hombres más peligrosos del mundo y exsicario de Pablo Escobar -quien fuera líder del Cartel del Medellín-, parece estar protegido por empresarios que no han dejado a nadie perpetrar actos en su contra durante el cumplimiento de su larga condena.

En una entrevista concedida la revista Don Juan, John Jairo Velásquez, alias “Popeye” afirmó entre pocas palabras que su cabeza valdría un millón de dólares, por lo que pidió protección a la Policía durante su traslado a Bogotá.

Además reveló que había una larga lista de políticos y empresarios que lo resguardaban de sus enemigos en las cárceles de Bellavista en Itaguí (oriente), la Catedrál en Antioquia, y La Modelo y La picota en Bogotá (capital colombiana), en los últimos 22 años. También en la de Máxima Seguridad, en Valledupar (norte) ; en San Diego, California, y en Cómbita, donde terminó de pagar condena por terrorismo, narcotráfico, concierto para delinquir con fines terroristas y homicidio.

Ahora el exsicario de uno de los capos más perseguidos del mundo, se quedará en la capital, según fuentes policiales para su reintegración y socialización en el tiempo que cumpla su libertad condicional, que es de cuatro años.

Es protegido seguramente por la cantidad de enemigos que se ganó en la última década, tras ser testigo de decenas de procesos judiciales importantes en la nación andina. Uno de ellos, el esclarecimiento del asesinato del líder Luis Carlos Galán, por el que fue condenado a 30 años de prisión. cita la revista Semana.

Popeye también aseguró que su mayor secreto es las buscadas caletas de armas de Pablo Escobar que las autoridades aún han encontrado.

La pregunta que muchos políticos, víctimas del cártel, expertos y agentes se hacen ahora es que, si existen esos protectores ¿quienes son?, ¿por qué no da detalles sobre ellos, cuando ha develado los secretos más viles del Cartel de Medellin?, ¿al salir buscará venganza usando las armas de caletas secretas?. 


Popeye teme por su seguridad, pues fue por varios como jefe de sicarios de Escobar y cometió unos 200 asesinatos, participó en al menos 200 ataques con carros-bomba, entre otros hechos delictivos. Algunas víctimas dicen que la justicia debería alargar su pena, puesto que lo señalan de cometer tres mil asesinatos.

"Yo sentía que estaba en una guerra justa contra la extradición y que en esa guerra todo se justificaba. Ahora veo las cosas dentro de otra perspectiva", dijo en septiembre de 2013 al reconocer sus crímenes en una entrevista con la revista Semana.

Actualmente, los agentes que lo trasladaron a la prisión de la Combita aseguran que no han encontrado nada más en contra del antiguo sicario Escobar. Pero se mantienen a la expectativa de su salida, pues no saben qué podría hacer cuando alguien o tiente en su día a día.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.