• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Roger Torrent es el presidente de la cámara más joven en una Mesa de mayoría soberanista.

Roger Torrent es el presidente de la cámara más joven en una Mesa de mayoría soberanista. | Foto: Reuters

Publicado 17 enero 2018

El diputado por el partido Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Roger Torrent, fue elegido este miércoles como el nuevo presidente del Parlamento de Cataluña con 65 votos a favor, en un proceso que se realizó dos veces, ya que en la primera el candidato no obtuvo los votos requeridos.

Roger Torrent, de 38 años, es el más joven de los nueve presidentes que han estado al frente del Parlamento de Cataluña. A sus 20 años ya era concejal, estudió en la Universidad Autónoma de Barcelona y se graduó como licenciado en Ciencias Políticas, al tiempo que realizó un Máster en Administración y técnico urbanista.

Es alcalde de Sarrià de Ter (Girona) desde 2007 (cargo al que renunciará el viernes) y también diputado desde 2012, en la anterior legislatura, ejerció como portavoz adjunto de Junts pel Sí. Roger Torrent sustituye en el cargo a Carme Forcadell y esta será su tercera legislatura. 

En el discurso de Torrent, ahora como presidente de la Cámara, el mensaje estuvo enfocado en restituir el conjunto de las instituciones catalanas, "quiero contribuir a coser la sociedad catalana", asegurando que Cataluña es una sociedad de "identidades cruzadas" y "un país plural". 

También dijo que defenderá los derechos de los ocho diputados ausentes, encarcelados o huidos, a saber: Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Tomi Comín, Lluís Puig y Meritxell Serret y otros tres encarcelados: Oriol Junqueras, Sánchez y el exconsejero de Interior, Joaquim Forn. 

La tarea para Torrent será también finalizar con la intervención de la autonomía catalana, en vista de que el Ministerio de Hacienda tiene "intervenidas" las finanzas catalanas en aplicación del artículo 155 de la Constitución, un mecanismo del Gobierno español ante una posible declaración de independencia en el Parlamento, que implica el control político de las comunidades autónomas por parte del Estado.

A partir de este miércoles, el Parlamento catalán tiene dos meses para elegir al presidente de la Generalidad. Si no lo logra, la Cámara se disolverá automáticamente y se convocarán elecciones de forma inmediata. Estos comicios se celebrarían 54 días después de la convocatoria, algo que no ocurre desde 1980.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.