¿Qué es el Síndrome de Asperger? | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las características del síndrome de Asperger varían de una persona a otra.

Las características del síndrome de Asperger varían de una persona a otra. | Foto: elasperger.org

Publicado 17 febrero 2015

El 18 de febrero se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger, esta condición de diagnóstico reciente no impide que quienes la tienen desarrollen una vida plena. Te invitamos a conocer sus principales características.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo reconoce como un "Trastorno Generalizado del Desarrollo (TGD) de carácter crónico y severo que se caracteriza por desviaciones o anormalidades en las capacidades de relación y comportamiento social".

El Síndrome de Asperger forma parte del espectro autista y se enmarca dentro de los TGD. Se diferencia del autismo en el hecho de que no hay retraso en el lenguaje o en el desarrollo cognitivo.

El Dato: Se estima que entre tres y siete de cada mil nacidos vivos padecen este trastorno siendo más habitual en niños que en niñas.

Señales y características

Cada persona con Síndrome de Asperger es singular, sin embargo, hay distintos signos clínicos que podrían evidenciar estar en presencia de una persona con Asperger.

Este síndrome se detecta durante la infancia o la adultez a través de síntomas y características que presentan los niños en sus primeros años como timidez, irritabilidad, dificultad para dormir e inadecuado contacto visual.

Aunque el aspecto físico y la inteligencia de las personas con Asperger es normal, les cuesta expresar lo que sienten, interactuar socialmente y comunicarse.

Ve aquí: Famosos con Asperger

Habilidades físicas e intereses

El Síndrome de Asperger limita la motricidad fina de quienes lo padecen, la escritura se hace difícil al igual que la coordinación motriz por lo que el vestirse y abrocharse los botones y cordones de los zapatos se hace una tarea complicada.

Quienes viven con este Síndrome desarrollan intereses en áreas específicas como las matemáticas, lectura, historia o música. Seleccionan información o estadísticas sobre ese interés y ocupan la mayor parte de su tiempo libre en pensar, hablar o escribir sobre el tema.

En las relaciones sociales

Aunque se manifiesta de manera distinta en cada persona, su principal característica es la dificultad para la interacción social de quienes lo padecen. La relación con su núcleo más cercano suele ser buena, sin embargo, las personas con Asperger por lo general, tienen dificultades para interactuar con otras personas.

Viven su vida cotidiana a través de la rutina, no toleran bien los cambios imprevistos y tienen rituales que deben ser cumplidos.

Cuando entablan conversación con una persona, suele hablar de los temas que son de su interés sin poder darse cuenta si el tema es aburrido para su interlocutor, les interesa poco por lo que alguien pueda aportar a la conversación.

La comunicación

Las personas con Asperger no son capaces de entender el lenguaje no verbal (entonación, volumen, timbre de voz, gestos, ironías) e interpretan el lenguaje de una forma literal y en su mayoría, se les dificulta entender los dobles sentidos.

No pueden tener contacto visual mientras hablan con alguien. Hablan con un tono de voz monótono y volumen no usual, pudiendo ser más elevado de lo normal. A menudo tienen dificultades para llevar y mantener el ritmo normal de una conversación.

No entienden por intuición los sentimientos de otra persona,  por lo que puede realizar comentarios que resulten ofensivos  a otras personas sin darse cuenta.

En el ámbito laboral

En general, las personas que padecen síndrome de Asperger son capaces de funcionar adecuadamente en la vida cotidiana, pero tienden a ser inmaduras desde el punto de vista social, teniendo comportamientos sociales disfuncionales como hacer berrinches y entender cómo portarse en determinadas situaciones.

Los afectados con Asperger son particularmente buenos para realizar labores que requieren meticulosidad que se desarrollen con rutinas de trabajo definidas. Las personas con  este síndrome tienen  la capacidad de fijar la máxima atención en las actividades que desarrollan.

Diagnóstico y tratamiento

Hasta ahora no hay algún examen físico para detectar el Asperger, un equipo multidisciplinario (psicólogo, neurólogo, psiquiatra y logopeda**) la mayoría de los médicos se fijan en un grupo básico de signos y comportamientos para diagnosticarlo. Se realizan exámenes físicos, cognitivos y emocionales para descartar otras causas y encontrar signos del síndrome como: 

Contacto ocular anormal
Retraimiento
Incapacidad para usar gestos para apuntar o mostrar
Falta de juego interactivo
Falta de interés en los compañeros

El Asperger no es un enfermedad, por lo cual no tiene cura, sin embargo, hay diversos programas recomendados por los expertos que pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen y de su entorno más cercano. 

Capacitación e información a los padres sobre el Asperger.
Fisioterapia y terapia ocupacional.
Entrenamiento en habilidades sociales.
Logopedia y terapia del lenguaje para ayudar con la habilidad de la conversación cotidiana.
Psicoterapia o terapia cognitivo-conductual para niños mayores

Vivir plenamente

En nuestra vida cotidiana observamos muchos casos de personalidades famosas que tienen Asperger y a pesar de ello que han desarrollado exitosas carreras profesionales.
Las personas con Síndrome de Asperger son capaces de llevar una vida plena en lo profesional y en lo personal. Pueden casarse y tener hijos y un trabajo. El apoyo del entorno más cercano suele ser importante para que estas personas logren grados de independencia señalando sus virtudes y logros.

 **Especialista en el diagnóstico, prevención y tratamiento de alteraciones del habla y del lenguaje.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.