• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario sirio Bashar al Assad confirmó su apego al acuerdo de entre Rusia y Estados Unidos.

El mandatario sirio Bashar al Assad confirmó su apego al acuerdo de entre Rusia y Estados Unidos. | Foto: Reuters

Publicado 24 febrero 2016

Los mandatarios de Rusia y Siria conversaron sobre el posible fin del conflicto sirio y el reciente acuerdo de alto al fuego alcanzado entre los gobiernos de Washintong y Moscú

El presidente de Rusia, VladImir Putin, y el mandatario Bashar al Assad mantuvieron una conversación telefónica, en la que abordaron la posible solución al conflicto en Siria. 

También hablaron sobre la declaración conjunta de Estados Unidos y Rusia como líderes del Grupo Internacional de Apoyo a Siria sobre el cese de las hostilidades en el territorio sirio.

>> Siria acepta alto al fuego acordado por Rusia y EE.UU. 

Según el Gobierno ruso, Bashar al Assad calificó las propuestas de la declaración del cese al fuego como un paso importante hacia una solución pacífica y política a la guerra y confirmó la voluntad del Estado sirio de contribuir al establecimiento de una tregua.

>> Rusia presenta proyecto a la ONU que exige no intervenir Siria

Durante la conversación, Putin y al Assad hicieron hincapié en la importancia de continuar la lucha contra el Estado Islámico, el Frente al Nusra y otros grupos terroristas que se mantienen el en territorio sirio.

Cese al fuego en Siria

Las gobiernos de Rusia y Estados Unidos firmaron el pasado lunes un acuerdo que establece el inicio del alto el fuego en Siria, el 27 de febrero a las 00:00 (hora local).

En el plan del cese de las hostilidades participaron todas las partes del conflicto que acepten el acuerdo, pero los grupos terroristas como Estado Islámico y Frente al Nusra están excluidos.

>> Siria respetará el alto al fuego impulsado por Rusia y EE.UU. 

El objetivo principal de la declaración del cese de hostilidades es la de detener el derramamiento de sangre en Siria, así lo informó el secretario de Prensa del presidente ruso, Dmitri Peskov, en respuesta a la pregunta de los periodistas de si este tipo de acciones conjuntas llevarán a cambios significativos en las relaciones entre Rusia y EE.UU.

El portavoz del Kremlin destacó que se están llevando a cabo un trabajo diplomático intenso, porque Rusia y EE.UU. "intentarán utilizar al máximo su influencia en diferentes fuerzas, facciones y partes del conflicto".

En Contexto

Desde marzo de 2011, Siria vive un conflicto armado, en el que han muerto más de 250 mil personas, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).
En febrero de este año, los militares del Frente de los Revolucionarios de Siria, apoyado por Estados Unidos (EE.UU.) e integrado en el autodenominado Ejército Sirio Libre (ELS) abandonaron en masa la ciudad de Alepo, a causa de la ofensiva que desarrolla el Ejército gubernamental en el lugar, para recuperar la paz de los ciudadanos. 
Según informes de medios turcos, el líder del grupo, Yamal Maruf, huyó a Turquía en ese entonces, cuando recibió protección del presidente Recep Tayyip Erdogan. Rusia, por solicitud del presidente sirio, lleva adelante una ofensiva antiterrorista en Siria con la finalidad de combatir a los grupos mercenarios, responsables de miles de desplazados externa e internamente.
Los ataques de Rusia son de manera selectiva, con aparatos dirigibles y no causan daños en la población civil, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso en reiteradas ocasiones. 
En más de un año, según expertos, no son tangibles los resultados de la operación de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos en suelo sirio. 

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.