• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El presidente derrocado de Ucrania, Víktor Yanukóvich, pidió recientemente a Rusia la intervención de sus tropas militares en el país. (Foto: Archivo)

    El presidente derrocado de Ucrania, Víktor Yanukóvich, pidió recientemente a Rusia la intervención de sus tropas militares en el país. (Foto: Archivo)

Publicado 4 marzo 2014

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, manifestó este martes que “por ahora” su país no tiene necesidad de usar sus fuerzas militares en Ucrania, aunque aclaró que si los habitantes de las regiones de Ucrania del este piden oficialmente el uso de sus tropas, su Gobierno estará dispuesto a apoyar.

"Solo un caso extremo podrá servir de motivo para usar la Fuerza Armada de Rusia: si los habitantes de las regiones de Ucrania del este piden oficialmente nuestra protección, será legítimo recurrir a todos los medios a nuestro alcance. Ya tenemos una solicitud oficial del presidente legítimo de Ucrania (...) No pretendemos imponer nada, pero desde luego, no podremos quedarnos parados si vemos que empiezan a perseguir, eliminar, someter a maltratos a la población rusófona. No querríamos de ningún modo llegar a esto", afirmó el presidente.

Las declaraciones del presidente ruso surgen tras el derrocamiento de su homólogo ucraniano, Víktor Yanukóvich, el pasado 22 de febrero por parte del Parlamento, pese al acuerdo alcanzado con sectores de la oposición que se alzaron contra Yanukóvich por negarse -en noviembre- a que Ucrania estrechara relaciones de cooperación política y comercial con la Unión Europea (UE) mediante el proyecto de Asociación Oriental que lleva a cabo el mencionado organismo internacional.

Putin aclaró que "en ningún momento vamos a estar en guerra con el pueblo ucraniano. Si tomamos la decisión de introducir las tropas, será solo con fines de protección", tras Subrayar que de momento lo único que ha hecho Moscú ha sido reforzar sus instalaciones militares en el territorio ucraniano para protegerlas de riesgos potenciales debido a las amenazas crecientes que estaban recibiendo.

"Habíamos visto que guerrilleros de organizaciones terroristas se estaban concentrando cerca (de las instalaciones)", comentó.

Con respecto al nuevo Gobierno en Ucrania, el mandatario ruso puntualizó que Moscú reconocerá solo un Gobierno ucraniano elegido en comicios; aunque sostuvo que Rusia reconocerá los resultados de los comicios solo si los ciudadanos pueden expresar su voluntad libremente.

"Si (las elecciones) se llevan a cabo en medio del mismo terror que vemos ahora en Kiev (capital ucraniana), no reconoceremos (sus resultados)", puntualizó.

Las sanciones siempre son un arma de doble filo

En cuanto a la reacción internacional en relación a la postura rusa, el mandatario insistió en que todas las amenazas contra Moscú son "contraproducentes".

Aseguró que la situación económica actual supone interacciones muy tensas entre todos los jugadores y admitió que en caso de introducirse sanciones internacionales contra Rusia, sus intereses financieros se verían afectados, pero puntualizó que se trata de un arma de doble filo: los países que establezcan esas sanciones también serán víctimas de esta política. "Aquellos que quieren introducir estas sanciones deben pensar en sus consecuencias", recalcó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.