• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 19 junio 2015

El mandatario expresó que pese a las presiones externas, su país apuesta por impulsar la economía y tener una producción propia de gran calidad.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, aseguró este viernes que su país continuará la colaboración con América Latina, pues se trata de un vínculo que tiene mucho futuro. 

“Rusia está abierta al mundo. Es de vital importancia las cooperaciones con América Latina y los BRICS", subrayó en la segunda jornada del Foro Económico de San Petersburgo.

Putin destacó también la ampliación de la cooperación entre Rusia y Asia. En su intervención enfatizó que el mapa del desarrollo internacional cambia rápidamente, por lo que es inevitable un acercamiento entre mercados como el de China, Japón y Corea del Sur, los cuales "ya representan una cuarta parte de la economía mundial y serán la principal fuente de demanda de servicios y mercancías". "Queremos estrechar los lazos y eliminar barreras", agregó.

En cuanto a las relaciones entre Rusia y China, expresó que están en un proceso de regulación, por lo que en mayo firmarán una declaración conjunta de desarrollo para fijar el camino hacia nuevas aproximaciones.

Por otra parte, adelantó que están preparado un proyecto de ley de la ciudad portuaria de Vladivostok, ubicada en el Lejano Oriente Ruso, que permitirá el libre puerto en el Oriente Lejano en 13 distritos en los que vive el 75% de la población de esa región.

EL DATO
El 15 de julio 2014 fue firmada el acta constitutiva del banco de desarrollo y la creación del fondo de reservas de divisas por parte de los líderes del grupo del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en su sexta cumbre realizada en la ciudad brasilera de Fortaleza.
En abril, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, asumió la presidencia del grupo.

Durante su discurso, el mandatario ruso manifestó el interés de su administración en impulsar la economía de esa nación por medio de la adopción de diversas medidas que incrementen la inversión y el crecimiento. "Queremos colaborar con todos los que están dispuestos a trabajar bajo la base de respeto mutuo", destacó.

Putin expresó que, pese a presiones externas, el objetivo de la nación euroasiática no es cerrar el mercado de importaciones, sino tener una producción propia de gran calidad que esté en todos los mercados. “Queremos utilizar todos los recursos disponibles para solucionar los problemas, aumentando la transparencia y la libertad para los negocios, y buscando nuevos socios”, expresó.

El jefe de Estado aseguró que las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea contra su país han permitido la activación del trabajo para reemplazar las importaciones. “Logramos grandes resultados en la industria maquinaria y petroquímica”, así como en el sector agrario, aseguró.

Lea también:  UE y EE.UU. amenazan con incrementar sanciones a Rusia

Durante su intervención, el presidente ruso apuntó que van a "promover un clima de inversiones en todo el territorio ruso", al tiempo que aludió a la necesidad de que haya “nuevos líderes que entiendan la dinámica de los mercados actuales".

Putin manifestó que el sistema bancario ruso se adaptó a la situación actual de la nación, sin la necesidad de acudir a ninguna medida que limitara el flujo de capitales. Precisó que el volumen del fondo de reservas de Rusia para junio fue de 76 mil millones de dólares.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.