• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
EE.UU. inició este año una serie de redadas para la deportación de migrantes centroamericanos a los que se le ha negado el estatus de refugiado en el país.

EE.UU. inició este año una serie de redadas para la deportación de migrantes centroamericanos a los que se le ha negado el estatus de refugiado en el país. | Foto: diariocolatino.com

Publicado 21 enero 2016

Los manifestantes exigen el fin de las deportaciones que iniciaron este año en EE.UU. contra los migrantes centroamericanos. Aseguran que atentan contra la dignidad de las familias.

Diversas organizaciones sociales se reunieron este martes frente a la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en El Salvador en rechazo a la política de deportaciones que implementa el país norteamericano contra miles de personas a quienes se les ha negado el estatuto de refugiados.

En la concentración exigen protección humanitaria para las familias centroamericanas por su condición de refugiados y acusan al Gobierno de EE. UU. de impulsar "políticas intervencionistas neoliberales que contribuyen al desplazamiento forzado y migración masiva".

Entérese→ ¿Cómo vive un indocumentado en Estados Unidos?

El dato: Las movimientos sociales que figuraron en la concentración fueron el Frente Social y Sindical Salvadoreño  (FSS) y la Confederación de la Unidad de Trabajadores y Trabajadoras de El Salvador (Confuersa).

Entretanto, los manifestantes aseguran que las redadas atentan contra la dignidad de los centroamericanos, pues se realizan en lugares públicos como parques, cines y centros comerciales.

“Éstas políticas migratorias son inhumanas y enriquecen a la industria militarista y las empresas carcelarias que operan los centros de detención de migrantes, generan más violencia, peligro y vulneran los derechos de migrantes y refugiados”, criticaron los miembros de organizaciones salvadoreñas.

En contexto

Sin distinguir edad, sexo o condición física, EE.UU. inició el año 2016 con operativos en todo el territorio nacional para deportar a migrantes provenientes de Centroamérica, a quienes se les haya negado el estatuto de refugiados.

Lea también→ Deportaciones al estilo Obama

El pasado 13 de enero, el embajador de El Salvador en Estados Unidos, Francisco Altschul, aseguró que su país respeta la decisión de EE.UU., pero "por supuesto no la compartimos. Estamos preparados para colaborar siempre que tengamos la certeza de que nuestros ciudadanos tienen garantizado el debido proceso que contempla la ley estadounidense".

Otros 146 congresistas demócratas y organizaciones defensoras de los inmigrantes se han manifestado en contra de las deportaciones y piden al Gobierno de Barack Obama que ponga fin a esta política y les otorgue a los centroamericanos el estatus de refugiados, mediante un programa de protección temporal (TPS).

Los más afectados por la ola de detenciones, según dijo recientemente el Parlamento Centroamericano (Parlacen), son Honduras, El Salvador y Guatemala. Precisan que el número de deportados podría alcanzar las 3 mil personas.

Sepa más→ Parlacen insta a frenar redadas contra migrantes en EE.UU.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.