• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Guantánamo es un centro reclusión y tortura usado por Estados Unidos para detener de forma arbitraria a presuntos terroristas que atentan contra la seguridad nacional norteamericana (Foto: Reuters)

    Guantánamo es un centro reclusión y tortura usado por Estados Unidos para detener de forma arbitraria a presuntos terroristas que atentan contra la seguridad nacional norteamericana (Foto: Reuters)

Publicado 23 mayo 2014

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, mantiene pendiente su promesa electoral de 2008 relativa a clausurar la prisión de Guantánamo, que sigue operativa en territorio cubano y es usada como centro de reclusión y tortura a presuntos terroristas.

Durante la campaña electoral que inicio en 2007, el entonces senador por el estado de Illinois (este de EE.UU) manifestó: “Vamos a cerrar Guantánamo. Y vamos a restaurar el 'hábeas corpus' (figura legal que evita detenciones arbitarias. Vamos a dar ejemplo, no solo con palabras, sino con hechos”.

Una vez electo como mandatario nacional, Obama firmó en 2009 una orden ejecutiva para el cierre de Guantánamo en un plazo no mayor a un año. Según sus propias declaraciones la medida tenía como objetivo “restaurar normas y valores constitucionales fundamentales que han hecho grande a este país, incluso en medio de la guerra, incluso en materia de terrorismo”. Ese mismo año concedió una prórroga de seis meses a la comisión designada para tal fin.

En mayo del 2009, ratifica su intención de cerrar Guantánamo debido a que genera más conflictos que soluciones: “Su existencia probablemente creó más terroristas en todo el mundo de los que han sido detenidos en todo este tiempo. Así que el expediente es claro: en lugar de mantenernos más seguros, la prisión de Guantánamo ha debilitado la seguridad nacional estadounidense”.

A finales del mismo año, Obama propone a las autoridades la prisión de Thompson; en Illinois, como sitio para transferir a los reclusos para cerrar Guantánamo de forma definitiva, idea que resultó rechazada por el Comité de Servicios Armados de la Cámara.

En 2011; Obama procede a firmar otra orden ejecutiva en donde se ordena la revisión de todos los casos de detenidos en Guantánamo.

Para Octubre de 2012, el mandatario estadounidense ratifica que toma medidas concretas para terminar con la violación de Derechos Humanos fundamentales que ocurre en Guantánamo: “He prohibido inequívocamente el uso de tortura en nuestro país y he ordenado que cierren la prisión de Guantánamo a principios del próximo año”.

Obama reitera en mayo del año anterior que Guantánamo debe ser clausurada: “no es tan necesaria para la seguridad de los ciudadanos estadounidenses y nos está costando demasiado. Es necesario cerrarla”.

Ese mismo mes, el jefe de Estado norteamericano designa un nuevo alto representante del Departamento de Estado y el Departamento de Defensa para que concreten el traslado de detenidos a otras naciones. “No hay justificación, más allá de la política, para que el Congreso impida el cierre de Guantánamo” reiteró Obama ante la prensa.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.