• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Esta es la prisión secreta de la CIA "violeta", ubicada en Lituania.

Esta es la prisión secreta de la CIA "violeta", ubicada en Lituania. | Foto: Actualidad RT

Publicado 15 octubre 2015

Para identificar las cárceles de tortura de la CIA, el Senado de EE.UU coloca claves basadas en nombres de colores.

La Oficina de Periodismo de Investigación de Reino Unido reveló que la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés), utilizar colores para codificar las cárceles donde aplica los métodos de tortura a los prisioneros supuestamente implicados en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La primera prisión comenzó en un lugar codificado con el color "verde", estaba ubicada en Tailandia y allí se empezaron a experimentar los métodos de tortura; sin embargo, medio año después el centro fue cerrado luego de que medios de comunicación comenzaran a sospechar de la situación.

Lea: Tortura Sexual: política estadounidense y cultura

Luego, la CIA construyó una prisión bajo el código "cobalto" en Afganistán, que estaba totalmente bajo el control de la agencia. Otra cárcel como "azul" que se estableció en Polonia, donde fueron trasladados algunos de los reos desde la cárcel "cobalto"; igualmente se establecieron unas bajo el código "marrón" e "índigo" en Guantánamo (Cuba).

Nuevamente en Afganistán se creó una segunda prisión, codificada como "naranja", donde las torturas eran más intensas, y poco después un nuevo centro de retención en Lituania, "violeta". A Rumanía fueron trasladados muchos de los prisioneros a los que la CIA consideraba de "alto valor".

La CIA comenzó a operar las prisiones bajo una orden secreta firmada por el expresidente George W. Bush una semana después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Esta orden daba permiso a la agencia no solo a tomar prisioneros, sino también a quién detener, por qué y por cuánto tiempo.

Se reveló que dentro de los 119 prisioneros entre 2002 y 2008, se encontraba un palestino al que la CIA capturó tras confundirlo con el “número tres de Al Qaeda”. La Agencia Central de Inteligencia torturó al sujeto e hizo que la situación se mantuviera bajo perfil para evitar ser detectado por organismos de control internacional.

Lea más: Aumenta a más de 50 por ciento número de mujeres y niñas presas

De los 119 prisioneros de la CIA, 42 han sido liberados, 30 siguen bajo custodia y siete han muerto. Del resto, "algunos todavía están en custodia en cárceles secretas en el extranjero, mientras que el paradero de otros sigue sin esclarecerse", indicó la Oficina de Periodismo de Investigación de Reino Unido.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.