• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El futuro Rey de España pronució su primer discurso tras la abdicación del trono de su padre, JuanCarlos I. (Foto: elpais.es)

    El futuro Rey de España pronució su primer discurso tras la abdicación del trono de su padre, JuanCarlos I. (Foto: elpais.es)

Publicado 4 junio 2014

Durante su primer discurso tras la adbicación del trono del rey Juan Carlos I, el futuro rey Felipe VI de España prometió dedicar todas sus fuerzas a servir a su país, mientras decenas de españoles exigen la celebración de un referendo para decidir sobre el fin de las monarquías, figura que demanda enormes costos y no contribuye con el país que atraviesa una severa crisis financiera.

Apenas se conoció la decisión del Rey Juan Carlos I de abdicar el trono, las protestas se hicieron sentir en diferentes ciudades de España. Las pancartas desplegadas en la Puerta del Sol, por ejemplo, enviaron un mensaje claro al futuro Rey: "Referendo Ya. Felipe no será Rey."

Pero, este miércoles, en su primer discurso, Felipe VI manifestó su interés en continuar sirviendo a los españoles.

"Permitidme que respete el procedimiento parlamentario y me limite a reiterar públicamente mi empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas, con esperanza, con ilusión, a la tarea apasionante de seguir sirviendo a los españoles", declaró el que debe ser proclamado nuevo monarca en las próximas semanas.

Felipe, de 46 años, aún Príncipe de Asturias hasta que la abdicación de su padre sea aprobada por el Parlamento, hizo esta primera referencia a su futuro durante la ceremonia de entrega del premio Príncipe de Viana en Navarra.

"El día de hoy tiene una significación especial", reconoció visiblemente emocionado, ante la mirada de los numerosos periodistas acreditados para este acto, en el que apareció junto a su esposa, la princesa Letizia, quien se dispone a convertirse en la primera reina de España de origen plebeyo.

Después de que este pasado lunes el rey anunciara su decisión de abdicar, el que será coronado como Felipe VI prometió servir a "España, una nación, una comunidad social y política unida, diversa, que hunde sus raíces en una historia milenaria".

"En periodos de dificultades como los que atravesamos, la experiencia de tiempos pasados plasmada en la historia nos enseña que solo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares e impulsando la iniciativa, la investigación y la creatividad de cada persona, lograremos avanzar hacia escenarios mejores. Ese es el camino que todos, responsables institucionales, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos, debemos tener para afrontar con decisión el futuro y ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros", dijo.

En un consejo de ministros extraordinario, el gobierno español aprobó el martes una ley orgánica que deberá ser aprobado por mayoría absoluta en ambas cámaras del parlamento antes que la abdicación de Juan Carlos, de 76 años, entre en vigor.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.