• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La Fuerza Aérea rusa pudiera convertirse en blanco de ataques por estados del Golfo Pérsico.

La Fuerza Aérea rusa pudiera convertirse en blanco de ataques por estados del Golfo Pérsico. | Foto: Archivo.

Publicado 5 octubre 2015

Expertos advierten de una cooperación y coordinación muy estrecha entre Arabia Saudita, Catar y Turquía para una arremetida contra las fuerzas rusas.

De acuerdo con medios británicos, las recientes operaciones militares de Rusia en Siria, podrían ser atacadas por algunos estados del Golfo Pérsico que apuestan a la salida del presidente Bashar al Asad.

Las informaciones reseñadas por la prensa Occidental aseguran que las potencias regionales han canalizado fondos, armas y otro tipo de apoyo a los grupos rebeldes de Siria (Estado Islámico), con el fin de hacer frente también a uno de los aliados de su principal rival, Irán.

Lea también: Parlamento ruso explica transparencia de operaciones en Siria

En este sentido, el vocero del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, Julien Barnes-Dacey, aseguró que  "la intervención de Rusia es una derrota enorme para aquellos países que apoyan a la oposición, en particular Catar, Arabia Saudita y Turquía.

Algunos analistas creen que estas naciones pueden aumentar su ayuda militar a los grupos de la oposición siria, aunque no serían los más favorecidos, pues Turquía ha visto bloqueado sus intereses por las tensiones internas en el caso de los kurdos, mientras que Arabia Saudita y Catar prefieren darle larga al conflicto en Yemen y en Siria por los recursos estratégicos de éstas. 

Lea también:  Rusia incrementará ataques aéreos en Siria contra el terrorismo

A pesar de este panorama, autoridades saudíes declararon durante los primeros bombardeos antiterroristas, que el compromiso es derrocar al presidente sirio, al Asad. “No hay futuro para Bashar en Siria”, sentenciaron.

En dato: Arabia Saudita ha concentrado su apoyo a los rebeldes en el sur de Siria, mientras que Turquía y Catar mantienen su respaldo a las milicias islamistas conservadoras como el grupo Ahrar al Sham, vinculada con el Frente al Nusra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.