• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El mandatario puso fin a las negociaciones de paz con el grupo comunista

El mandatario puso fin a las negociaciones de paz con el grupo comunista | Foto: EFE

Publicado 21 julio 2017

Rodrigo Duterte llamó a las fuerzas de seguridad filipinas a retomar las acciones contra el grupo comunista una vez solucionada la crisis en la ciudad de Marawi

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció el pasado jueves que suspenderá las negociaciones con el Nuevo Ejército del Pueblo (NEP) tras los recientes ataques de la agrupación comunista a las fuerzas de seguridad del país.

"Ya no quiero hablar con ellos. Han matado a muchos de mis soldados, han matado a muchos de mis policías", afirmó el presidente en declaraciones difundidas  por varias televisiones del país.

>> Duterte amenazó a responsables de decapitación a rehenes

Duterte se  expresó durante una visita a las tropas que desde hace casi dos meses se enfrentan a grupos terroristas aliados al autodenominado Estado Islámico en la ciudad de Marawi, al oeste de la isla de Mindanao, en el sur del país.

El mandatario instó a los soldados a estar listos para reorientar sus acciones  hacia el NEP cuando concluya la crisis de Marawi, donde terroristas  resisten la ofensiva del Ejército en un conflicto que suma ya 565 muertos.

Las palabras del mandatario filipino se producen después de que el martes unos 50 guerrilleros comunistas hirieran a cuatro agentes de seguridad de la presidencia tras tender una emboscada a su convoy en Mindanao.

>> Tres presos muertos tras fuga de 14 prisioneros en Filipinas

El Gobierno y representantes del ilegalizado Partido Comunista de Filipinas, brazo político del NEP, negocian desde abril para sentar las bases de una paz definitiva, aunque de momento las conversaciones no han dado frutos y ambas partes han protagonizado enfrentamientos armados.

El conflicto entre el NEP -que cuenta con unos 6.000 combatientes regulares según estimaciones- y el Estado filipino dura ya más de cuatro décadas y media, y ha causado al menos 30.000 muertos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.