Posada Carriles cumple 30 años prófugo de la justicia | Noticias | teleSUR
    • Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
EE.UU. bloquea la extradición del terrorista Posada Carriles, pese a que este reconoció su participación en las explosiones en hoteles cubanos.

EE.UU. bloquea la extradición del terrorista Posada Carriles, pese a que este reconoció su participación en las explosiones en hoteles cubanos. | Foto: AP

Publicado 17 agosto 2015

El autor de varios atentados terroristas en América Latina y el Caribe, Luis Posada Carriles, se encuentra libre en Miami luego que la jueza Kathleeen Cardone determinará que ya era “viejo, inválido y tenía fuertes vínculos con la comunidad”. 

Este 18 de agosto se cumplen 30 años de la fuga del exagente de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por su siglas en inglés), Luis Posada Carriles, de la Penitenciaria General de Venezuela (PGV). 

El terrorista de origen cubano se fugó de la cárcel situada en el estado Guárico (centro de Venezuela) gracias a un plan financiado desde Miami (sureste de Estados Unidos). 

De acuerdo a sus propias palabras, la madrugada del 18 de agosto de 1985 el cubano burló la seguridad de la PGV vistiendo trajes de vigilante y sacerdote. Tras conocerse la noticia, el Gobierno venezolano ha solicitado su extradición por estar implicado en la voladura del avión perteneciente a la línea Cubana de Aviación, donde murieron 73 jóvenes, entre deportistas cubanos y estudiantes de medicina de Guyana.

Pese a las numerosas pruebas que demuestran la culpabilidad de Posadas Carriles y que lo vinculan a numerosos atentados terroristas, el Gobierno de Estados Unidos no ha atendido la solicitud del Estado venezolano y el terrorista continúa libre por las calles de Miami.

En contexto

Luis Posada Carriles nació en Cienfuegos, Cuba, en 1928. Se nacionalizó venezolano y fue entrenado para formar parte del Ejército de EE.UU.; además de convertirse en agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Recibió financiamiento por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), integrada por seguidores del dictador cubano Fulgencio Batista en Estados Unidos. Como funcionario de la CIA entre los años 1960 y 1975, participó como asesor de los servicios secretos de Venezuela (la extinta Disip), Chile, Argentina, Guatemala y el Salvador.

Dentro de su historial figuran diversas acciones terroristas y atentados contra el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, así como la intentona golpista frustrada en 1961 con la invasión a Playa Larga y Playa Girón en la Bahía de Cochinos, Cuba, y que fue conocida como Operación 40.

En 1971, protagonizó un atentado fallido contra Castro, quien realizaba una visita oficial a su homólogo chileno, Salvador Allende.

Asimismo, en 1976 se vio involucrado en el asesinato del canciller chileno durante la gestión de Allende, Orlando Letelier. Ese mismo año, desde Venezuela organizó y llevó a cabo el atentado del avión de Cubana de Aviación, en el que murieron 73 pasajeros, entre ellos jóvenes deportistas.

Por ello, fue puesto preso en una cárcel venezolana de donde se fugó el 18 de agosto de 1985, durante el cambio de guardia nocturna de los vigilantes, cuando el terrorista disfrazado, con el pelo teñido, bigotes falsos y un carnet falsificado logró evadirse del lugar. Desde ahí, se desplazó por Honduras, Guatemala y El Salvador, desde donde siguió ampliando su historial de terror y apoyó las actividades de contrarrevolución en Nicaragua.

También organizó numerosos ataques con explosivos a varios hoteles en La Habana en 1997, que ocasionaron la muerte de un joven turista italiano, numerosos heridos y cuantiosos daños materiales. Explosiones que el propio Posadas Carriles reconoció públicamente un año después en una entrevista con el diario estadounidense The New York Times.

Durante la Cumbre Iberoamericana que se desarrolló en Panamá en el 2000, Posada Carriles intentó nuevamente acabar con la vida de Fidel Castro. La acción fue frustrada y por ese hecho fue detenido junto a los también criminales Gaspar Eugenio Jiménez, Pedro Remón y Guillermo Novo, quienes fueron acusados de conspirar contra el líder cubano.

Tras un largo proceso judicial realizado por la justicia panameña, los terroristas fueron sentenciados a ocho años de prisión; sin embargo, Posadas Carriles no cumplió su condena porque el 26 de agosto de 2014 recibió un indulto por la entonces presidente Mireya Moscoso, en los últimos días de su Gobierno.

Por ello, en 2005 partió a Estados Unidos y poco después fue detenido en ese país por problemas migratorios, tras comprobarse que había mentido sobre su ingreso al territorio estadounidense.

En 2007 fue excarcelado bajo fianza por esta causa y en 2011, fue absuelto de 11 cargos de perjurio, fraude y obstrucción de procedimiento en el caso que se llevaba en su contra en un tribunal de Texas. Desde entonces el Gobierno venezolano solicita su extradición; mientras que Posadas Carriles se mantiene en libertad en Miami, pese a las pruebas que demuestran su participación en el crimen del avión cubano y de las explosiones en los hoteles de la isla.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.